Venezuela hosting

Egresados de la USB invitan a diseñar un nuevo modelo de universidad

Hay que generar un modelo autofinanciable y autónomo de universidad

La iniciativa de la Asociación de Egresados está enmarcada en el Programa Sinapsis, orientado a conformar una red de conocimiento y experiencias de todos los egresados de la USB que se encuentren en Venezuela y en el mundo, a fin de generar ideas e iniciativas que les permitan construir un nuevo modelo de universidad, autofinanciable, autónoma y aliada a los sectores productivos del país.

Las universidades venezolanas están haciendo frente a la crisis que atraviesan y que perturba su desempeño administrativo, operativo, docente, educativo y de tecnología e investigación, razón por la cual algunas permanecen inactivas, lo que implica una paralización en la educación superior y, por ende, un freno al desarrollo del país.

Para los egresados de la Universidad Simón Bolívar, la crisis universitaria es una expresión de la situación general que vive el país, afectado por la discriminación ideológica, inseguridad, escasez, mediocridad y migración de muchos profesionales altamente calificados.

Por tal motivo, la AEUSB ha tomado la iniciativa de motivar a sus egresados, quienes se desempeñan exitosamente tanto en Venezuela como en el exterior, para que generen ideas e iniciativas que orienten la acción tanto de las autoridades universitarias como de los entes gubernamentales competentes para solventar la grave situación.

Esta idea está enmarcada en el Programa Sinapsis, que contempla el crecimiento de una red que se fortalezca como un entramado de conocimientos y experiencias que acompañen a la gestión de la universidad.

Catalina Ramos, presidente de la AEUSB afirmó que en esa organización están dispuestos a dar esa discusión y a ser promotores de una red de egresados. Invitó a todos los uesebistas a contribuir con ideas, experiencias, talento, contactos y recursos, conectándolos en Sinapsis con la institución en que se formaron.

Opinan los egresados

Aníbal Alarcón, egresado en ingeniería química y actualmente presidente de Ambioconsult, refirió que “si bien es cierto, que la razón fundamental de la crisis es la falta de presupuesto, es relevante destacar que el modelo de universidad que se mantuvo durante buena parte del Siglo XX y lo que va del XXI está basado en el principio de la autonomía en las decisiones académicas y administrativas, pero poco se preocupó por la búsqueda de una independencia financiera”.

“Este modelo, -sostuvo-, hizo que las universidades fuesen altamente dependientes del Ejecutivo, que durante los últimos 15 años ha ido disminuyendo la asignación presupuestaria a las universidades, lo cual ha generado problemas en su funcionamiento”. Para solventar esta crisis recomienda propiciar un debate que incluya a toda la sociedad y en el que se incluyan temas como un cambio de legislación que promueva la autonomía financiera, intercambios con universidades a nivel mundial y la participación de los egresados en la construcción de una nueva universidad.

En opinión de Alarcón, entre las consecuencias de la falta de recursos figuran la escasez del talento docente y la paralización de muchas operaciones como el trabajo de campo, los comedores y transporte, entre otras. “El gremio docente, por su parte, se ha visto en la obligación de reclamar mejores condiciones laborales, al extremo de paralizar las actividades regulares. Otros han decidido emigrar en busca de mejores oportunidades. Esta situación agrava la condición del país, al desestabilizar el sistema de educación superior, generando fallas en la formación de profesionales que conduzcan la Nación”, dijo.

Para el egresado en Urbanismo, Moisés Ramírez, consultor y profesor del diplomado en Diseño Urbanístico de la USB, las condiciones laborales se deben a la situación precaria en la que se encuentra Venezuela. “En un país donde impera la corrupción, hiperinflación, inseguridad y plagado de controles absurdos, los profesores deben estar conscientes que la controversia por un aumento de sueldo significa la lucha por un país mejor, en el que los salarios precisan ser dignos y que reflejen los valores y prioridades de la nación”.

Por su parte, Flor Pujol, bióloga egresada de la USB y presidente de la Asociación de Investigadores del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas,  IVIC, explicó que la migración de profesores se debe a la poca remuneración económica producida por el ahorcamiento presupuestario por parte del Ejecutivo. Planteó la búsqueda de un gran debate en el que se discuta el rescate de las casas de estudio superior del país. “Debemos mantener la unión y la voz en alto para defender la academia y luchar por las justas reivindicaciones del sector universitario y académico en general”.

Los egresados concordaron en que la educación es el pilar fundamental para el desarrollo de un país moderno y próspero. Reconocieron la iniciativa a la AEUSB de articular a los graduados para el diseño de un nuevo modelo universitario autofinanciado y autónomo en todos sus ámbitos y además, unidos en redes-

Los profesionales de la USB hacen un llamado a que las universidades abran sus puertas al debate de ideas, bajo condiciones de pluralidad y diversidad que contribuyan a aportar soluciones productivas e innovadoras que impulsen la autonomía universitaria, con la finalidad de autosustentarse para tener una mayor calidad educativa y, a su vez, que promuevan iniciativas con el sector privado para el desarrollo de un país productivo.