Venezuela hosting

Evita ser víctima de amenazas en San Valentín

¿Eres de los que celebra San Valentín con una romántica velada o un ferviente opositor de esta celebración? ¿Pasas el 14 de febrero como cualquier otro día o como uno especial? Sea cual sea el grupo al que pertenezcas, sabrás que esta es otra de las ocasiones que los cibercriminales aprovechan para propagar amenazas y engaños, explotando en este caso el interés de los usuarios más enamorados.

Hay varias formas de infectarse en San Valentín; las más comunes son:

  • Malware circulando en redes sociales
  • BlackHat SEO
  • Falsas postales
  • Aplicaciones sociales que aprovechan la emoción de los usuarios para pedir demasiada información personal de sus perfiles
  • Scammers que se hacen pasar por bellas mujeres en búsqueda del amor, aunque terminan robando dinero a las víctimas
  • Perfiles falsos en sitios de citas en línea

Por eso, preparamos estos consejos para que puedas celebrar (o no) esta fecha sin preocupaciones y sin que el amor comprometa tu seguridad:

1. No abras un correo que lleve como asunto “I love u” o tenga otras señales sospechosas

iloveyou

Los que hace tiempo están interesados en seguridad recordarán al gusano I Love You, detectado por ESET como VBS/LoveLetter; en mayo del año 2000, afectó a más de 50 millones de computadoras y provocó pérdidas por más de 5.500 millones de dólares. Esta fue solo una de las muchas amenazas “románticas” de la historia que usaban frases cariñosas para propagarse por correo electrónico.

Otras señales que te indicarán si el mensaje que recibiste es potencialmente malicioso son: contenidos escritos en un idioma distinto al tuyo (sobre todo uno que tu pareja no domina); destinatarios masivos; envíos por abecedario o de contactos no frecuentes.

2. No uses el nombre de tu pareja como password

Sabemos que las contraseñas débiles y fáciles de adivinar son una constante, con un listado que se repite año a año incluyendo a “123456”, “password” y “qwerty” en el top 5. Y además de esos ejemplos clásicos, existen otros errores comunes entre los usuarios más descuidados – quizás el más atinado para esta ocasión es la costumbre de usar el nombre de la pareja como contraseña.

Esta práctica es insegura por diversos motivos: técnicas de Ingeniería Social podrían dar con ese nombre, así como cualquiera con el suficiente interés para investigar los perfiles, interacciones y actividades en línea de un usuario para averiguar quién es su pareja; finalmente, un ataque de fuerza bruta podría dar con una contraseña tan fácil como “Carlos” o “Fernanda”.

Claro que, si aun así eliges demostrar tu amor poniendo el nombre de tu persona especial como contraseña, puedes modificarlo incluyendo números y caracteres especiales que reemplacen y complementen las letras. Te será de utilidad leer nuestros consejos para crear una contraseña fuerte.

3. Evita enviar fotos y/o videos íntimos por WhatsApp, redes sociales y correo electrónico

No es que el sexting esté prohibido, siempre y cuando se realice entre mayores de edad conscientes de lo que están haciendo; pero luego de la filtración de fotos íntimas de Jennifer Lawrence y varias otras celebridades, quedó sobre la mesa el problema de que se puedan comprometer las cuentas para robar el contenido transmitido.

Y si bien muchas parejas disfrutarán de enviarse mensajes “subidos de tono”, la primera pregunta a hacerse en este aspecto es si es realmente necesario tomar la foto y enviarla por WhatsApp, Facebook, Twitter o correo electrónico, como frecuentemente sucede. El riesgo no está en los servicios en sí mismos, sino en la posibilidad de que un atacante logre robar la contraseña y comprometer la cuenta, ya sea a través de malware, phishing o Ingeniería Social.

Para aquellos que elijan hacerlo de todas formas, es recomendable considerar medidas de seguridad como doble autenticación, cifrado, protección del dispositivo con una clave de acceso y una solución de seguridad, y uso de redes confiables.

4. Si vas a comprar un regalo para tu pareja, hazlo en sitios oficiales y confiables

Las conexiones seguras (HTTPS) que muestran el candado en la barra de navegación te indicarán que estás en un sitio confiable, en el que es seguro ingresar los datos de tu tarjeta y tu información personal para hacer una compra.

En diciembre de 2015, 37.000 sitios que vendían mercadería falsa fueron dados de baja en un operativo internacional, y esto es solo un ejemplo de los posibles riesgos o estafas que podrían enfrentar los compradores online. Claro que hay formas de protegerse: lee estos consejos para que tu compra sea un éxito.

Recuerda: con estas prácticas podrás evitar ser víctima de amenazas en San Valentín… pero quizá no del amor.