Venezuela hosting

Consejos para evitar ataques de Phishing

El phishing es una técnica usada por ciber-delincuentes para engañar al usuario hacerse de información confidencial (como por ejemplo datos personales, claves de acceso a servicios de banca en línea, etc.), haciéndole creer que está en un sitio de total confianza.

Hasta hace poco, la vía más utilizada por los hackers para captar a sus ciber-víctimas, habían sido los correos electrónicos en cuyos mensajes incluyen un enlace que lleva al usuario a un sitio web en teoría conocido, pero que es una copia casi idéntica del original donde se solicita información confidencial. En estos casos, los usuarios demasiado confiados y que no disponen de una protección antivirus adecuada, destacan como los más vulnerables.

Sin embargo, con el uso masivo de redes sociales y smartphones con conexión a Internet, las vías de ataque de phishing se están multiplicando; esto sumado a la crisis económica ha volcado el interés de los ciber-delincuentes hacia esta “herramienta” para ganar dinero.

Cada vez con más frecuencia, vemos como el phishing va más allá de las bandejas de entrada de los correos electrónicos, para aparecer de manera recurrente a través de enlaces engañosos en los timelines de Facebook o Twitter, comentó Roxana Hernández, gerente general de Panda Security para Colombia, Ecuador y Venezuela.

La oferta del ciber-delincuente, siempre es la misma: la promesa de un gran empleo o una vía sencilla de conseguir dinero.

La pregunta es…¿Cómo podemos prevenir este tipo de ataques de phishing?; desde el equipo de Soporte Técnico de Panda Security, te listamos algunos consejos:

1. Aprende a identificar claramente los correos electrónicos sospechosos de ser phishing

Existen algunos aspectos que inequívocamente, identifican este tipo de ataques a través de correo electrónico:

• Utilizan nombres y adoptan la imagen de empresas reales
• Llevan como remitente el nombre de la empresa o el de un empleado real de la empresa
• Incluyen webs que visualmente son iguales a las de empresas reales
• Como gancho utilizan regalos o la excusa de la pérdida de la propia cuenta existente

2. Verifica la fuente de información de tus correos entrantes

Tu banco nunca te pedirá que le envíes tus claves o datos personales por correo. Nunca respondas a este tipo de preguntas y si tienes una mínima duda, llama directamente a tu banco para aclararlo.

3. Nunca entres en la web de tu banco pulsando en links incluidos en correos electrónicos

No hagas clic en los hipervínculos o enlaces que te adjunten en el correo, ya que de forma oculta te podrían dirigir a una web fraudulenta. Teclea directamente la dirección web en tu navegador o utiliza marcadores/favoritos si quieres ir más rápido.

4. Refuerza la seguridad de tus dispositivos conectado a Internet

El sentido común y la prudencia son tan indispensables como mantener tus equipos protegidos con un buen antivirus que bloquee este tipo de ataques. Además, siempre debes tener actualizado tu sistema operativo y navegadores web.

5. Introduce tus datos confidenciales únicamente en webs seguras

Las webs seguras han de empezar por ‘https://’ y debe aparecer en tu navegador el icono de un pequeño candado cerrado.

6. Revisa periódicamente tus cuentas

Nunca está de más revisar tus cuentas bancarias de forma periódica, para estar al tanto de cualquier irregularidad en tus transacciones online.

7. No sólo de banca online vive el phishing

La mayor parte de ataques de phishing van contra entidades bancarias, pero en realidad pueden utilizar cualquier otra web popular del momento como gancho para robar datos personales: eBay, Facebook, Pay Pal, etc.

8. El phishing sabe idiomas

El phishing no conoce fronteras y pueden llegarte ataques en cualquier idioma. Por norma general están mal escritos o traducidos, así que este puede ser otro indicador de que algo no va bien. Si nunca entras a la web en inglés de tu banco, ¿Por qué ahora debe llegarte un comunicado suyo en este idioma?

9. Ante la mínima duda se prudente y no te arriesgues

La mejor forma de acertar siempre es rechazar de forma sistemática cualquier correo electrónico o comunicado que incida en que facilites datos confidenciales. Elimina este tipo de correos y llama a tu entidad bancaria para aclarar cualquier duda.