Venezuela hosting

Más de la mitad de las empresas no enseñan bien a sus empleados a protegerse de las ciberamenazas

Que se cuele un “malware”’ en el dispositivo móvil de uno solo de sus empleados puede costar a una empresa más de 9.000 dólares si se convierte, como sucede con demasiada frecuencia, en el triste comienzo de un robo masivo de información. Los trabajadores son el primer y más débil eslabón de la cadena de seguridad (incluido el jefe), sobre todo si no han recibido formación adecuada para defenderse de los ciberatacantes.

Confirmar la identidad de todo aquel que solicite información, mantener las contraseñas siempre a buen recaudo, realizar copias de seguridad y asegurarse de que estén a salvo… Son sólo algunos de los consejos que toda empresa debería dar a sus empleados para que sus datos y sus equipos se mantengan alejados de los cibercriminales.

Sin embargo, según un reciente estudiolas organizaciones están descuidando de forma alarmante los conocimientos en materia de seguridad de su plantilla.

Menos de la mitad de las empresas participantes (concretamente el 46%) contemplan la formación como algo obligatorio para todos sus empleados. El porcentaje ni siquiera se incrementa todo lo que debería tras padecer las consecuencias de un ciberataque: solo el 60% de las compañías que sufren un robo de información instruyen a sus trabajadores a pasar por un periodo de aprendizaje para procurar que los datos confidenciales no se vuelvan a ver comprometidos en el futuro.

La calidad de los programas de formación, cuando existen, también deja a menudo mucho que desear. Muchos son puntuales y solo proporcionan nociones básicas sobre ciberseguridad. Alrededor del 43% de las empresas encuestadas ofrecen un único curso básico para todos sus empleados, y a menudo ni siquiera aborda muchos de los grandes riesgos que con más frecuencia conducen a un ciberataque.

El “phishing” y la ingeniería social, dos de las principales amenazas, solo forman parte del temario del 49% de los cursos referidos; la seguridad de los dispositivos móviles (38%) y el uso responsable de los servicios en la nube (29%) también brillan por su ausencia en la mayoría de programas de formación.

Las compañías no acaban de entender que los conocimientos en materia de seguridad que tengan sus empleados son la mejor barrera contra los ataques, ya que los humanos pueden ser la mayor debilidad o la mayor fortaleza de una estrategia de ciberseguridad, todo depende del nivel de formación del que dispongan.

Sobre Panda Security

Fundada en 1990, Panda Security es la empresa líder a nivel mundial en soluciones de seguridad basadas en la nube. Con sede en España, la compañía cuenta con presencia directa en más de 80 países, productos traducidos a más de 23 idiomas y millones de clientes en todo el mundo. Su misión es simplificar la complejidad creando nuevas y mejores soluciones para salvaguardar la vida digital de sus usuarios. Como parte de su política de Responsabilidad Social Corporativa, Panda Security colabora con el Proyecto Stella para promover la inserción social y laboral de personas con síndrome de Down y otras discapacidades intelectuales. Para más información, visite http://www.pandasecurity.com/.