Venezuela hosting

Citi celebró el 11vo Día Global de la Comunidad en la UCV

Caracas – Voluntarios de Citi Venezuela, en conjunto con la ONG Asociación Civil para el Fomento del Desarrollo Popular (FUDEP), demostraron su compromiso con el servicio comunitario durante la onceava edición anual del “Día Global de la Comunidad”, el pasado sábado 11 de junio. Más de 250 voluntarios participaron en el acondicionamiento y mejora del Gimnasio Cubierto de la Universidad Central de Venezuela, mejor conocido como “La Cachucha”. Los Voluntarios apoyaron con el lijado y barnizado de las gradas, y pintura de la fachada, mientras que el equipo de FUDEP, se encargó de la reparación y acondicionamiento del sistema mecánico de gradas plegables y parte de la recuperación de los baños.

Al mismo tiempo, los voluntarios del Banco del interior del país también trabajaron por sus comunidades. En el estado Carabobo se unieron para compartir una mañana especial con las niñas de la casa Hermanas Hospitalarias de San José, donde además se hizo una donación de ropa, juguetes y alimentos. Por su parte, en Zulia, los trabajadores hicieron una donación de comida a la Fundación Niños con Cáncer de la Casa Hogar Mi Refugio; mientras que en Anzoátegui visitaron el Refugio la Divina Misericordia para hacer entrega una donación de víveres a los niños que ahí residen.

Para Diana Torres, CCO de Citi Venezuela, el Día Global de la Comunidad es una oportunidad para que Citi muestre y refuerce el compromiso compartido. “Tenemos involucrados no solo a nuestros empleados, sino a sus familiares y amigos, reuniendo equipo global de voluntarios único. Me siento muy orgullosa de la demostración de genuino interés por el prójimo de Citi Venezuela, y de ser parte de una compañía que es líder activo en las comunidades que servimos”.

Para María Solange Morón, Gerente de la unidad de Cumplimiento de Citi, el voluntariado es una oportunidad que brinda el banco para ser útiles a la comunidad. “Como Ucevista, este día fue muy especial para mí. Me siento muy orgullosa de contribuir con la casa que vence las sombras y de formar parte de una organización en donde tenemos estos valores y compromiso con la sociedad”, señaló.

Por su parte, Isaac Lugo, Gerente de Infraestructura del banco expresó: “me siento muy satisfecho de participar en esta actividad y contribuir con el rescate de un patrimonio que estuvo desatendido por más de 20 años. Trabajar como voluntario es agregar valor con la mejor de las disposiciones. Yo creo que los cambios sí se pueden lograr, solo hay que ponerle corazón, y nosotros lo hicimos”.

Este espacio que -como parte de la Universidad es Patrimonio Mundial de la Humanidad desde el año 2000- sirve a más 500 deportistas semanalmente y es sede de varios equipos de disciplinas olímpicas. Con los trabajos de recuperación del voluntariado Citi, el aforo se incrementó en 3.000 personas.

En el Día Global para la Comunidad participaron más de 85mil empleados de Citi, en más de 500 ciudades de 91 países del mundo. Se realizaron más de 1400 proyectos de servicio que fueron desde la revitalización urbana a la alfabetización y la educación, la preparación profesional, la conservación del medio ambiente y atención de desastres. Desde el primer Día Global de la Comunidad en el año 2006, los voluntarios de Citi han contribuido con más de 2,5 millones de horas de servicio a los proyectos del Día de la Comunidad Global en cientos de ciudades.

“El voluntariado es una parte clave de retribuir a las comunidades que servimos en todo el mundo,” dijo el CEO de Citi Michael Corbat. “Mis colegas y yo compartimos la opinión de que nuestro éxito como empresa está inextricablemente ligado a los resultados positivos y avances que podemos ayudar a habilitar a los demás”, señaló.

El voluntariado es parte de la vida laboral de los empleados de Citi. Muchos empleados regularmente se involucran en actividades de servicio comunitario durante todo el año. Trabajando en Latinoamérica, Norteamérica, Asia, Europa, Medio Oriente y África, los voluntarios de Citi brindaron su tiempo y experiencia para dedicarse a las necesidades de la comunidad local, incluyendo la alfabetización, la vivienda, la protección del medio ambiente, la nutrición, la salud y la asistencia en desastres.