Venezuela hosting

GE colabora para adaptar los centros de datos a la era de Industria Digital

Las interrupciones de energía en los centros de datos pueden provocar pérdidas millonarias para las empresas. En 2013, se reportaban costos de hasta 7.900 dólares por minuto, como consecuencia de la interrupción de sistemas eléctricos.

Los nuevos interruptores automáticos se producirán en una de las fábricas inteligentes de GE Energy Connections, utilizando métodos como el ensamblaje robótico automatizado para reducir los tiempos de fabricación y garantizar la fiabilidad del producto.

24 de junio de 2016.- La unidad de negocio de Soluciones Industriales de General Electric (NYSE: GE) presentó su nuevo interruptor automático de caja moldeada (por las siglas en inglés de MCCB) GuardEon, una plataforma global de interruptor diseñada para instalaciones de alta especificación, como las que se encuentran dentro del sector minero, naval, gas y petróleo, y centros de datos.

Específicamente en el ámbito de los Data Centers, GuardEon, ayuda a las organizaciones a disminuir las interrupciones de energía a través de una variedad de productos de distribución eléctrica. De acuerdo con General Electric, en promedio los centros de datos en el mundo sufren interrupciones de funcionamiento al menos 13 veces por año, costándole más de 10 millones de dólares a las empresas por pérdida de productividad y ganancias.

En 2010, el costo de la interrupción de los sistemas eléctricos fue de 600 dólares por minuto; para 2013 aumentó a 7 mil 900 dólares en el mismo lapso de tiempo, lo que representó un incremento del 41%; en el mismo año, el promedio de tiempo reportado de una falla fue de 86 minutos, costando potencialmente a los negocios aproximadamente 690 mil 200 dólares.

“La interrupción del funcionamiento implica pérdida de ganancia, pero también de productividad. El suministro de electricidad de un Data Center no es algo sencillo; un sólo centro de datos consume entre 40 y 100 veces más energía que las oficinas a las cuales da servicio. Incluso los Data Center pueden consumir hasta 3% de la producción de electricidad global, lo que cuesta a los operadores aproximadamente 60 mil millones de dólares anualmente”, señaló Raúl Godos, líder de producto de la unidad de negocio en GE México.

Una de las principales ventajas de GuardEon, es que se trata de un interruptor inteligente que permite realizar un diagnóstico preventivo antes de que ocurra una falla, además de establecer un monitoreo remoto, que otorga a los usuarios la facilidad de tener información de lo que pasa a través del dispositivo en cuanto a parámetros eléctricos dentro del centro de datos.

“Todas estas alternativas que ofrece GuardEon se pueden poner en una plataforma digital, por eso se dice que el interruptor está preparado para esta nueva era. Los clientes recurren a nosotros para que les ayudemos a tener una visión desde todos los ángulos y les ofrezcamos soluciones tanto para los retos actuales como para los futuros. Con funciones como la protección de seguridad avanzada y los diagnósticos integrados, GuardEon es un elemento crítico para un sistema eléctrico confiable que ayuda a proteger a las personas, los equipos y las operaciones”, añadió Godos.

Diseñado para las aplicaciones reales más exigentes, GuardEon ofrece:

• Una plataforma global y flexible. GuardEon ofrece una plataforma única y global para servir a clientes de todo tipo de industrias y ubicaciones geográficas, independientemente de la aplicación. La familia de interruptores está compuesta por cuatro tamaños que incluyen componentes comunes, accesorios intercambiables y opciones flexibles para la personalización en el campo, de cara a cubrir las cambiantes necesidades eléctricas. GuardEon, junto a los interruptores automáticos de aire EntelliGuard de GE, la tecnología ArcWatch y el software para programación, monitoreo y pruebas, representan la base principal para un moderno sistema de distribución de baja tensión.

• Un diseño robusto y sencillo para el usuario: GE ha colaborado con más de 100 clientes de 17 países durante el período de desarrollo de dos años, desde el diseño inicial hasta las revisiones de los prototipos, como parte de un proceso de diseño iterativo en curso. Muchas de las mejoras, simples al mismo tiempo que inteligentes, que incorpora GuardEon, son resultado de la retroalimentación directa de los clientes, incluyendo su placa frontal giratoria, la tapa de terminales no desmontable y su diseño optimizado con menos piezas internas a comparación de los anteriores Interruptores de GE. A través de GE Store, el equipo de desarrollo de GuardEon pudo aprovechar la experiencia de la compañía en los sectores de petróleo y gas, minería, marina, centros de datos y otros segmentos industriales para tomar decisiones de diseño y mejorar la funcionalidad para sus clientes.

• Capacidades de mantenimiento predictivo. La unidad relé del interruptor funciona a manera de “cerebro”, y GE ha diseñado GuardEon para que brillase en su categoría. El cerebro de GuardEon, la unidad relé PremEon*, se ofrece en la versión estándar, PremEon S, o en la versión avanzada, PremEon G. Los clientes que elijan GuardEon con PremEon G podrán monitorear el estado mecánico y eléctrico del interruptor. Este es un aspecto crítico en las aplicaciones industriales, en las que las interrupciones no planificadas pueden afectar una operación que, de otro modo, hubiese sido exitosa. GuardEon recoge y analiza los datos de rendimiento para ayudar a los clientes a diagnosticar problemas antes de que ocurran y a tomar decisiones mejor informadas sobre el mantenimiento, lo que puede mejorar la productividad y alargar el ciclo de vida de los equipos. GuardEon permite también el monitoreo remoto y pruebas desde una distancia más segura, fuera de la zona de arcos eléctricos.

• Protección de seguridad avanzada. GuardEon incorpora tecnología ArcWatch para ayudar a proteger a las personas y a los equipos. ArcWatch proporciona una solución al sistema para la selectividad y la protección de arco de forma simultánea. Esto es particularmente importante en las industrias de misión crítica, donde los clientes necesitan un enfoque que les permita garantizar la confiabilidad y la seguridad.

Los nuevos interruptores automáticos se producirán en una de las fábricas inteligentes de GE Energy Connections, utilizando métodos como el ensamblaje robótico automatizado para reducir los tiempos de fabricación y garantizar la fiabilidad del producto.

Para más información sobre GuardEon visite www.GEGuardEon.com.