Venezuela hosting

Consejos para cuidar a los más pequeños mientras navegan en Internet

La aplicación ESET Control Parental permite administrar, habilitar y deshabilitar aplicaciones y el acceso a sitios web de alto riesgo para los niños.

Caracas, Venezuela – La evolución de la tecnología a escala mundial, el creciente interés de los niños y jóvenes por la manipulación de los dispositivos móviles y el fácil acceso de la web, hacen imperativo el uso de herramientas que permitan controlar los contenidos a los que tienen acceso los más pequeños del hogar.

La protección a los menores en Internet es una tarea desafiante. Si bien, cualquier usuario puede ser víctima de alguna amenaza en la red sin importar su edad, los niños, niñas y adolescentes son especialmente susceptibles a las amenazas que buscan aprovecharse de su inocencia.

Hay muchos riesgos latentes que pueden aquejar a los menores que utilizan las redes sociales, particularmente cuando hay un adulto con actitudes malintencionadas. Tal es el caso del grooming, una amenaza que se caracteriza por una serie acciones emocionales en la que un adulto establece una falsa relación de amistad para ganar la confianza del menor y persuadirlo a enviar cualquier tipo de material de orden sexual.

Por ello, se debe buscar que los menores puedan utilizar los servicios de Internet bajo la adecuada supervisión de los padres, utilizando herramientas como control parental, que permite minimizar el riesgo de que los niños y adolescentes, queden expuestos a contenidos inapropiados para su edad, o sean víctimas de acoso o delitos como el phishing, mediante el cual, cibercriminales pueden robar información confidencial.

A continuación, el Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica, acerca algunos consejos para el cuidado de los niños en línea:

1. Si es posible, cree una cuenta específica para su hijo con el fin de poder acompañar eficazmente las actividades que realiza en línea.

2. Si permite a su hijo el uso de las redes sociales, es importante cuidar la configuración. Un perfil que se comparte públicamente sin limitaciones puede poner la integridad de una persona joven en situación de riesgo.

3. Mantener una solución de seguridad y herramienta de control parental instalado y actualizado.

4. Mantener un diálogo abierto con los niños. Una conversación abierta contribuye a que los niños puedan recurrir a un adulto en caso de ser necesario.

5. Concientizar a los menores sobre los peligros de la red. Identificar los riesgos a los cuales pueden enfrentarse los menores, educar en el tema y saber cómo evitarlos, resulta fundamental para su protección.

Es importante que los menores aprovechen todas las ventajas que ofrece la tecnología y que puedan disfrutar de los avances tecnológicos en un ambiente digital cada vez más seguro. Para ello, es necesaria la colaboración y orientación de adultos responsables para evitar estas amenazas en Internet.