Venezuela hosting

Cyberbullying, un riesgo latente en las aulas

ESET Latinoamérica recomienda una serie de pasos a seguir para ayudar a los niños a prevenir este tipo de acoso. 

Hoy en día, es muy común ver niños en plena edad escolar, haciendo uso de smartphones, computadoras y tablets que les proporcionan acceso libre a redes sociales, mensajería instantánea, juegos, entre otros. Allí comparten toda clase de información acerca de sí mismos con sus compañeros de clases y muchas veces sin ninguna medida de privacidad o seguridad. Por ello ESET, compañía líder en detección proactiva de amenazas, comparte consejos útiles para poder proteger a los niños ante esta problemática.

El cyberbullying es una actividad que utiliza la tecnología e Internet para dañar y acosar a un individuo o grupo. Las formas más comunes son la difusión de falsos rumores, videos o fotos humillantes y la creación de perfiles o sitios para agredir a la víctima. Suele expandirse viralmente por la web y puede ser difícil de detener. Por tal motivo, resulta invasivo y dañino, y como puede quedar en Internet durante mucho tiempo, afecta a largo plazo a quien lo sufre.

De allí radica la importancia de la educación de padres y docentes para que los chicos aprendan a navegar en la red, brindándoles todas las herramientas necesarias para que hagan un uso responsable, adecuado y productivo de Internet, tomando siempre en cuenta las normas de seguridad que les garantice permanecer sanos y salvos ante cualquier enemigo.

Para prevenirlo, El laboratorio de Investigación de ESET brinda las siguientes recomendaciones a los padres para ayudarlos a proteger a los niños ante el cyberbullying:

Mantener siempre una relación de confianza para que el niño se sienta cómodo de contar si está asustado o se ve amenazado en Internet. además, es importante conversar con los chicos acerca de los cuidados que deben tener, como mantener en privado su información personal, sus contraseñas, sus fotos y videos.

Es recomendable monitorear su navegación mediante un software con control parental.

Establecer reglas para el uso de la tecnología como horarios y lugares para conectarse, modos de actuar ante algún mensaje sospechoso, criterios para aceptar nuevos contactos, entre otros.