LLega Odín, la nueva versión del ransomware Locky

Los expertos de seguridad de G DATA analizan el nuevo troyano

Odín es el nombre de un nuevo ransomware que lleva en circulación desde finales de septiembre y que viene firmando por los creadores del famoso crypto malware  Locky. Se distribuye camuflado en los archivos adjuntos (documentos de office o archivos comprimidos) de correos electrónicos no deseados que, una vez ejecutados, descargan el código malicioso y comienzan el cifrado de directorios locales y unidades de redes compartidas. Una de las principales diferencias con Locky es la extensión de los archivos cifrados, que llevarán el apellido ,,.odín. Las usuarias de G DATA Software están protegidos frente a esta nueva amenaza.

Cómo protegerme del ransomware 

La mejor protección contra el ransomware es establecer una política regular de copias de seguridad que, además deben estar  alojadas en el medio físico no conectado a la red principal.  Es la forma más sencilla de minimizar las consecuencias de este tipo de amenazas.

Usa el control de cuentas y estable privilegios de uso. Usar de forma permanente los equipos con cuentas de administrador facilita la entrada del ransomware y cualquier otra amenaza. Acceder como usuario invitado puede bloquear muchas amenazas.

Mantén los equipos completamente actualizados, no solo sistema operativos y navegador, sino todos los programas instalados. Es la forma más eficaz de cerrar los agujeros de seguridad que utiliza el ransomware para infiltrarse en el sistema.

Usa una solución de seguridad capaz de bloquear scripts peligrosos, evitar descargas de malware en segundo plano y, en definitiva, garantizar una navegación web segura. De igual forma debe incluir protección email y filtro antispam para bloquear  el ransomware que llega camuflado en el mail.