Venezuela hosting

Aldeas Infantiles SOS lanza campaña en contra de la violencia familiar en América Latina

“Detenlo Ya”, es el nombre de la nueva campaña que Aldeas Infantiles SOS lanzará en 16 países de Latinoamérica, con la que busca movilizar a las personas para tomar acciones que detengan el ciclo de violencia del que son víctimas los más vulnerables: los niños.  

Todos los días, en todos los países de América Latina, miles de niños y niñas son víctimas de violencia en sus hogares.

Estudios científicos de todo el mundo han evidenciado que esto tiene impactos negativos a corto y largo plazo en su salud física y mental, en su autoestima, en su educación, en el desarrollo de su capacidad cognitiva y contribuye a una mayor probabilidad de sufrir, aceptar y reproducir la violencia en la adultez.

En este contexto, Aldeas Infantiles SOS lanza una campaña en 16 países de la Latinoamérica para generar conciencia sobre la problemática, bajo el slogan Detenlo Ya.

El mensaje busca transmitir la urgencia del problema y la necesidad de que todos nos movilicemos para acabar con la violencia familiar, promoviendo el tema a través de www.detenloya.com.ve, sitio web a través del cual se podrá tener acceso a información de la campaña y a su vez ayudar a miles de niños y familias.

Violencia en la familia 

La violencia intrafamiliar es aquella que se da por la acción u omisión de uno o varios integrantes de una familia hacia otro integrante y puede adoptar múltiples formas: violencia física, sexual y psicológica y negligencia.

Estas dos últimas suelen ser las formas de violencia más invisibles y naturalizadas por la sociedad latinoamericana y son por tanto a las que apunta más fuertemente la campaña de la organización, que tiene como razón de ser, trabajar por el derecho de los niños a vivir en familia.

“La violencia contra los niños es universal y tiene enormes consecuencias para los niños. La violencia, el abuso y la negligencia son causas significativas de la separación de los niños de sus familia – y muy a menudo la separación exacerba la vulnerabilidad de los niños a repetir esa violencia”, expresó Bárbara Ammirati, Asesora Senior de Abogacía de Aldeas Infantiles SOS Internacional. 

Ammirati también señaló que, “los logros alcanzados en la supervivencia infantil se ven disminuidos por la violencia; esta afecta negativamente la salud física y emocional del niño y su bienestar. Un niño víctima de la violencia tiene menor capacidad para aprender y alcanzar todo su potencial personal y, a su vez, una menor capacidad para hacer contribuciones positivas a la sociedad”. 

Por ello atacar  la violencia que sufren los niños en sus familias, es combatir la principal causa por la cual estas se separan y con ello evitar que los niños  pierdan su derecho fundamental a crecer en familia.

Poner fin a este tipo de violencia y sus consecuencias es el compromiso que Aldeas Infantiles SOS asume como organización, ya que es de vital importancia para defender los derechos y bienestar del niño, así como también para el futuro sostenible de todas las sociedades.

¿Qué es Aldeas Infantiles SOS? 

Aldeas Infantiles SOS es una organización sin fines de lucro, no gubernamental e independiente, que trabaja por el derecho de los niños a vivir en familia. Desarrolla su labor en el mundo desde 1949 y actualmente lleva adelante sus programas en 134 países y territorios, dentro del marco de la Convención sobre los Derechos del Niño de las Nacionales Unidas (CDN).

En América Latina y El Caribe, Aldeas Infantiles SOS apoya a más de 70.000 niños, niñas, adolescentes y jóvenes y trabaja con más de 30.000 familias en 20 países con diversos contextos sociales y culturales.

La organización brinda atención directa e individualizada a cada niño según sus características y situación particular; y busca fortalecer a las familias que están en riesgo de separarse de sus hijos y puedan así brindarles entornos seguros.

Aldeas Infantiles está comprometida en crear y mantener entornos familiares de cuidado y protección para todos los niños – ya sea en su familia biológica, en un entorno de acogimiento alternativo o en la comunidad donde viven y crecen.

Día tras día, la organización une fuerzas para combatir la violencia en las familias que afecta a los niños y todas aquellas otras causas que ocasionan la pérdida del cuidado familiar.