Venezuela: “Ya se enviar correos electrónicos” dice orgullosa Tatiana alumna del Programa de Alfabetización Tecnológica en el Zulia

LEONARDO RONDON CON LOS ALUMNOSLos cursos dirigidos a personas con discapacidad cognitiva superaron las expectativas. 38 alumnos de Funparm demuestran en la Biblioteca Pública del Zulia que el conocimiento no tiene límites.

El grupo llegó a mediados del año 2010 y a la mayoría ni siquiera le llamaba la atención un computador, pero poco a poco se fueron integrando.

Para Leonardo Rondón facilitador del Programa de Alfabetización Tecnológica de la Biblioteca Pública del Zulia “la experiencia con estos muchachos ha sido más que gratificante”

Y es que cada uno de ellos ha demostrado un verdadero compromiso con su aprendizaje.

“no les gusta faltar a sus clases, siempre están atentos, son muy respetuosos y lo más importante no se distraen” asegura Rondón.

Hasta la fecha los alumnos de Funparm conocen las partes de la computadora, saben el uso del internet y este 1 de abril aprendieron a enviar correos electrónicos.

Tatiana Fuenmayor tiene 51 años y es según los facilitadores del Programa de Alfabetización Tecnológica una de las mejores estudiantes.

“estoy feliz porque ahora le envío correos electrónicos a mi hermano Ernesto que vive en Estados Unidos” dice Tatiana al tiempo que nos muestra una sonrisa del tamaño de su capacidad para aprender.

“al principio Tatiana no quería ni tocar la computadora, pero al ver el interés del grupo se integró” dice Gisela Nones presidenta de la Biblioteca Pública del Zulia.

Para Nones esta experiencia ha sido enriquecedora “desde el Departamento de Inclusión Social venimos desarrollando programas orientados a la formación del ciudadano indistintamente de su condición”

Desde su creación el Departamento de Inclusión Social ha atendido a personas con distintas discapacidades y es así como al entrar a la Biblioteca Pública del Zulia te puedes encontrar con un joven con discapacidad visual, un niño con Síndrome de Down, una señora con discapacidad auditiva y a este grupo de 38 jóvenes y adultos con discapacidad cognitiva miembros de la Fundación de padres y amigos de personas con retardo mental Funparm quienes han encontrado en estos espacios un lugar no solo para el encuentro sino para su formación.

Relacionados

Deja un comentario