La Diversidad energética permite sistemas eléctricos confiables

GE: un portafolio renovable para un mundo en movimiento

Roberto Chacín Líder Ge Energy en Venezuela

Caracas, 9 de febrero 2010- Tener diferentes fuentes de generación de energía permite contar con un sistema eléctrico sólido y confiable. Hoy en día, los avances tecnológicos permiten contar no sólo con sistemas tradicionales como las plataformas de generación térmicas o hidráulicas, sino también con fuentes capaces de originar electricidad a partir del viento, el sol y residuos del petróleo.

La importante inversión en investigación y desarrollo de tecnologías de energías alternativas, ha hecho de General Electric (GE) una de las empresas líderes en instalación y mantenimiento de sistemas de generación eléctrica. Su portafolio incluye sistemas que operan a través de fuentes térmicas, nucleares y renovables, entre ellas el coque –residuo de la refinación del petróleo- que luego de un proceso de gasificación puede ser convertido en electricidad.

El Director de GE Energy para Venezuela, Roberto Chacín, afirmó que los esfuerzos del Estado venezolano están orientados a diversificar la matriz energética, con la incorporación de nuevas plataformas térmicas y la posibilidad de desarrollar sistemas eólicos. “Actualmente, Corpoelec y Enelven se encuentran realizando estudios y mediciones en la Guajira para la instalación de turbinas de viento. También, desde hace algunos años, se han integrado paneles y aplicaciones a pequeña escala para la generación de energía solar”, destacó.

Asimismo, explicó que aunque la inversión inicial para desarrollar plataformas renovables suele ser más elevada que la de un sistema térmico, con el tiempo la rentabilidad de cada una de ellas puede llegar a equipararse, debido al tipo de combustible que deben utilizar. “Mientras extraer carbón, gas o petróleo cuesta mucho dinero; el sol y el aire son gratis”, dijo.

Por otro lado, la construcción de sistemas eólicos toma tiempo -entre uno y dos años- porque deben hacerse estudios y mediciones exhaustivas de la intensidad y dirección del viento. Los cálculos definen qué turbina es la más adecuada según el tipo de corriente aérea y el terreno donde será levantada la plataforma.

“Lo primero que se debe evaluar al levantar sistemas eléctricos es el tipo de combustibles con el que se cuenta. En Venezuela, 70% de la energía proviene del agua porque es un país con gran potencial hídrico, como la mayoría de las naciones suramericanas. El 30% restante se obtiene a través de sistemas térmicos, gracias a las riquezas que también tienen en combustibles fósiles”, dijo el directivo quien insistió en la necesidad de diversificar nuestras fuentes de energía.

“En General Electric estamos comprometidos con Venezuela. Somos una empresa con más de 80 años de trayectoria en el país y hemos crecido a la par. Cerca de 42% de las instalaciones eléctricas con las que cuenta la nación, han sido instaladas por GE. Actualmente, contamos con un portafolio de equipos disponible para ser instalado en 2010; además de una amplia capacidad de servicio de mantenimiento local para los sistemas colocados los últimos 60 años”, concluyó Chacín.

Relacionados

Deja un comentario