América Latina es la 3era región del mundo en prevalencia de tabaquismo

Para hacer frente a la epidemia de tabaquismo es necesaria la intervención médica oportuna

No existe un argumento que explique un impacto negativo sobre las finanzas en bares y restaurantes debido a la implementación de políticas públicas para el control del tabaco.

  • Casi 70% de los pacientes que acuden a las clínicas de tabaquismo tienen algún padecimiento relacionado con el consumo de tabaco.
  • Es urgente desarrollar estrategias educativas sobre tabaquismo para futuros médicos. 

Durante el desarrollo de las actividades de la Coalición Latinoamericana de Profesionales de la Salud para el Tratamiento de la Dependencia al Tabaco, celebrado recientemente en Guadalajara, México, se discutió el comportamiento de la epidemia de tabaquismo en América Latina, el impacto sanitario de las políticas para el control del tabaco, así como la educación a los estudiantes de Medicina sobre la prevención y el tratamiento de este importante problema de salud.

El crecimiento de la epidemia de tabaquismo en América Latina y el Caribe está entre las mayores de cualquier región en vías de desarrollo. Actualmente más personas mueren por enfermedades no transmisibles, muchas de las cuales son causadas por el tabaco. “Las consecuencias para la salud son enormes, sin políticas públicas continúa afectándose la salud de menores, mujeres, trabajadores y sujetos vulnerables mientras no existan lugares 100 por ciento libres de humo de tabaco”, comenta el doctor mexicano, Justino Regalado, Director de la Oficina Nacional para el Control del Tabaco.

En México, existen 14 millones de fumadores entre 12 y 65 años, lo que representa el 18.5 por ciento de la población. En el caso de los estudiantes de medicina la prevalencia de tabaquismo es de 33.3%, en América Latina no es muy diferente, la prevalencia de tabaquismo en médicos es similar a la de la población general e incluso mayor y fluctúa entre el 26 y 33 por ciento. La Dra. Guadalupe Ponciano, Directora de la Clínica contra el Consumo del Tabaco de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), comenta al respecto “este es un problema muy importante pues nos estamos dando cuenta que estudiar medicina no está haciendo una diferencia para promover la cesación tabáquica y el autocuidado”. 

Los médicos conocen las consecuencias del tabaquismo sobre la salud, sin embargo más que un déficit de conocimiento existe un déficit de motivación que se debe principalmente a la falta de interés y tiempo del médico para hablar con sus pacientes, hecho que se agudiza cuando el médico es fumador, pues la barrera para hablar de la cesación tabáquica es muy alta. 

Los médicos están en una posición única para ayudar, su posición como líder de opinión le permite que sus consejos no sean cuestionados por los pacientes gracias a la autoridad moral que les brinda su profesión. Sin embargo en América Latina el tratamiento del tabaquismo no es una prioridad en la educación médica, la mayoría de los profesionales de la salud no poseen las competencias necesarias para trabajar con sus pacientes fumadores en la práctica diaria.           

Según datos del estudio STOP (Smoking The Opinion of Physicians) las principales barreras que tiene un médico para trabajar con sus pacientes y ayudar a la cesación tabáquica son: la falta de tiempo y una mala relación médico-paciente; falta de información, el tabaquismo no es considerado una enfermedad y por lo tanto tampoco una prioridad que requiera atención médica; no están preparados ni poseen los recursos para apoyar a sus pacientes; y finalmente la más importante cuando el médico es fumador. 

El médico y el personal de salud deben entender que el tabaquismo es un factor de riesgo prioritario para múltiples patologías. La educación a los estudiantes de Medicina sobre prevención y tratamiento del tabaquismo debe tomar mayor importancia. “Si los profesionales de la salud no ofrecen consejo, entonces la industria tabacalera lo hará”, comenta la doctora brasileña, Roberta Caixeta, Epidemióloga en tabaco, alcohol y sustancias adictivas de la Organización Panamericana de la Salud. 

El papel del médico en la consulta diaria es cada vez más importante por encontrarse en una posición privilegiada que le permite ofrecer consejo a sus pacientes y apoyarlos en su lucha por dejar de fumar “tenemos que educar a los estudiantes de medicina para cambiar el curso de esta epidemia” finaliza la Dra. Ponciano. 

En América Latina ya hay diferentes compromisos nacionales y gubernamentales en torno a esta estrategia;  la Coalición Latinoamericana de Profesionales de la Salud para el Tratamiento de la Dependencia al Tabaco constituye un nuevo órgano para lograr la mejor implementación de las políticas para el control del tabaco para que todos los países en la región puedan avanzar rápidamente en la legislación de medidas que ayuden a tratar, educar y prevenir el tabaquismo. 

Sobre La Coalición

La Coalición Latinoamericana de Profesionales de la Salud para el Tratamiento de la Dependencia al Tabaco es una iniciativa regional independiente que busca promover un entorno favorable para emprender acciones que conduzcan a la promoción de normas para el control del tabaco y protección de la salud en todos los países de América Latina. 

Sobre el tabaquismo

El tabaquismo es una enfermedad que afecta la población mundial, sin distinguir fronteras, género, edad, estrato social o religión. Es la principal causa de enfermedad y muerte prematura prevenible, que se manifiesta en la región de América Latina como un grave problema de salud pública, con una cifra estimada de 120 millones de fumadores. Las estadísticas señalan que el tabaco es responsable de más de 25 enfermedades mortales y discapacitantes; del 90% de los casos de cáncer de pulmón; 30% de los casos de cáncer; 85% de los casos de bronquitis crónica y enfisema; 30% de las muertes por enfermedad cardiovascular y se estima que terminará con la vida de la mitad de sus consumidores crónicos. 

La adicción a la nicotina que genera el tabaco está considerada como una condición médica recurrente. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, menos del 5% de los fumadores que intentan dejar el tabaco sin apoyo se mantienen sin fumar al paso de un año. Dejar de fumar requiere de arduo trabajo y mucho esfuerzo, el apoyo médico es de vital importancia en este proceso para dejar el tabaco para siempre. 

Pfizer trabajando por un mundo más saludable

Fundada en 1849, Pfizer es la principal compañía biofarmacéutica del mundo que tiene nuevos enfoques para mejorar la salud. Descubrimos, desarrollamos, manufacturamos y distribuimos medicamentos de prescripción de calidad, seguros y efectivos para tratar y ayudar a prevenir enfermedades tanto en personas como animales. También nos asociamos con los profesionales de la salud, gobiernos y comunidades locales en todo el mundo para aumentar el acceso a nuestros medicamentos y proporcionar una mejor calidad en la atención y en los sistemas de salud. 

Relacionados

Deja un comentario