Voto ElectronicoActualidad Empresas 

Buenas prácticas y servicios competentes son la garantía de procesos electorales confiables

Las tecnologías del voto electrónico constituyen actualmente el factor principal de la expresión democrática, que cada día exige dinámicas más responsables y transparentes.

Octubre 2012.- La tecnología, por sí sola, comprende un universo sin límites que es capaz de trasformar cualquier espacio. Los avances que ha tenido en diversos sistemas y campos de trabajo han influido notoriamente en la forma como hoy vivimos.

La informática, también se ha potencializado con los avances vertiginosos que ha sufrido nuestro entorno social, hasta el punto de dejar el futuro en manos de un aparato electrónico. Así, la democracia, es otro escenario en el que la revolución tecnológica ha impactado a través de los medios electrónicos.

Voto Electronico

Lo que se ha denominado como el Voto Electrónico, hoy constituye un elemento fundamental en los mecanismos de expresión de la voluntad ciudadana para muchos países del mundo que hoy adoptan ésta dinámica en sus procesos electorales.

La E-Democracia como se ha contextualizado esta tendencia, siempre se transforma, avanza a la par que la tecnología se desarrolla y se complementa. Los derechos políticos de las naciones se vuelven más sensibles y la toma de decisiones se facilita a través de estos procesos.

Dinámicas responsables

El voto electrónico, bien implementado, supone una mejora sustancial de la capacidad de un gobierno para servir a sus ciudadanos con transparencia y eficiencia en el marco de un proceso electoral.

De allí que los sistemas de voto electrónico puedan ofrecer ventajas comparativas con relación a otras técnicas de votación, pues más allá de involucrar un número de pasos en la instrumentación, distribución, emisión del voto, recolección y recuento de los resultados; significa un ejercicio que merece y reclama un alto nivel de responsabilidad tecnológica y ética informática, con el fin de garantizar la confiabilidad de los datos.

Sin embargo, la importancia radica no sólo el la elección de la empresa que presta el servicio, sino en la transparencia de ese servicio que se ofrece, cómo se desarrolla y cómo se manifiesta en términos de resultados.

Un componente que suma o resta posibilidades para los proveedores de servicios de e-voting es que las operaciones que éstos deben preparar, ejecutar y entregar, deben responder a acuerdos de tiempo y presupuestos establecidos. Esto requiere de consultores calificados y con experiencia, así como de las mejores prácticas. En este punto, la experiencia histórica de la empresa es decisiva para determinar si pueden asumir el desafío de manejar las elecciones para las que han sido contratadas.

Otras condiciones con las que debe cumplir un proveedor de servicios de despliegue electoral, es disponer de centros de apoyo y operación capaces de resolver cualquier contingencia; también debe contar con sistemas de comunicación y software que permitan el monitoreo en tiempo real. Adicionalmente, es preciso que opere con una logística bien definida para el despliegue y la retirada de los equipos y materiales disponibles de formación, documentación y cursos.

Por último, y lo más importante, debe permitir que se realicen auditorías y controles durante y después de las elecciones.

Cómo garantizar el éxito

Más allá de contar con las infraestructuras y las condiciones precisas para adoptar una práctica como el voto electrónico, es preciso entender que la máquina de votación no puede funcionar por sí misma, por lo que el software cobra especial relevancia y  debe ser instalado adecuadamente para lograr que sea fácil de usar para el votante.

Contar con un sistema de e-counting (conteo electrónico) integrado para eliminar el escrutinio manual, lo cual es engorroso y podría acarrear un error humano, es otro de los elementos que ayudarán a que el proceso de elección con tecnologías como ésta, tenga una mayor fidelidad de los resultados y se considere transparente.

El personal especializado, capacitado en el manejo e inducción de este tipo de herramientas electorales, juega un papel importante para los procesos electorales, pues desde la implementación biométrica como principal método de identificación y validación de datos y características del sufragante, pasando por el ejercicio pleno de la toma de decisión por el candidato de preferencia, hasta el conteo de los resultados; exige una minuciosa y juiciosa tarea que sólo puede ser desempeñada por ejecutores calificados; en ello radica la trasparencia del proceso y la seguridad de que el proceso no se vea influido por fallas técnicas o de manejo.

Así, el voto electrónico se convierte en  un paso importante en favor de la democracia, en el cual la calidad de la empresa de tecnología electoral seleccionada repercutirá directamente en la calidad del proceso electoral que se lleve a cabo.

Relacionados

Deja un comentario