dia de los niños - intelEducación Hardware 

Un PC no basta para aportar valor a la educación

Por Eduardo Godoy, Gerente de Producto de Intel Latinoamérica

Caracas, 2 de diciembre de 2015 – Los beneficios de usar tecnología como aliada en los procesos de aprendizaje de cualquier nivel son conocidos, y se ha llegado a consenso en cuanto a su importancia. Sin embargo, muchas veces se confunde la necesidad de integrar las TIC en las aulas con la acción básica de adquirir dispositivos.

No basta con esto. Obviamente una institución que quiere preparar a sus alumnos para el mundo digital requerirá de tablets para educación o computadores personales, pero lo que realmente puede reemplazar al papel junto con los métodos tradicionales, y hacer la diferencia, es involucrar a los alumnos y empoderar a los docentes con la tecnología. Esto se logra gracias a la inclusión de modelos de enseñanza detrás de estos equipos: Software de aprendizaje, capacitación docente y servicios de seguridad de la información estudiantil. Esto también es tecnología. Esto es lo que integra las TICs en la sala de clases, nosotros tenemos certeza porque el modelo de enseñanza que hemos probado (Intel Education Solutions) se basa en servicios con estos objetivos.

No hay dudas que la inversión en los equipos es importante, sin ella el sistema no funcionaría. En Chile hay 3.5 millones de estudiantes incluyendo la educación primaria, básica y media. Por otro lado, existe una brecha de 10 alumnos por cada computador en los colegios del sector público, según el promedio de las diferentes fuentes gubernamentales. Y los últimos programas impulsados están aportando más de 60 mil dispositivos anualmente a organizaciones educativas. Así, surge la opción de pensar en modelos educacionales apoyados en las TIC de arquitectura abierta, amplio ecosistema, con productos líderes y el respaldo de proveedores con amplia experiencia en el desarrollo profesional de los educadores y alumnos para áreas como el cloud computing, por ejemplo.

La tecnología puede aportar a crear estos modelos de educación punto a punto, dando la posibilidad de adoptar un rol integrador en el proceso de aprendizaje. Los estudiantes digitales que queremos formar deben ser apoyados en la adopción de herramientas de comunicación, colaboración, pensamiento crítico y alfabetización digital. Estas aptitudes no vienen en promoción dentro de la caja de un computador o tablet. A ellos deben sumarse también soluciones integrales, que pueden venir en formatos de software, apps, capacitación, asesoría, programas y redes. Con o sin un departamento TI en la organización. En el caso de Intel, nuestro modelo se ha probado con éxito en diferentes modalidades en Turquía, Estado Unidos, Brasil, Filipinas y también en México. Resultados en este último país -que ha implementado soluciones de educación 1 a 1-  arrojó que el 77% de los docentes observó que el uso de los dispositivos móviles, junto con las estrategias pedagógicas adecuadas de fondo, está contribuyendo a que los estudiantes desarrollen habilidades como el pensamiento crítico, la resolución de problemas y la colaboración. Todas ellas aptitudes identificadas por expertos en educación como competencias cruciales en el siglo XXI.

En Intel hemos trabajado con más de 10 millones de estudiantes y profesores en 100 países, notando que no está de más plantear la siguiente recomendación: Invertir tiempo y recursos en tecnología para las aulas es urgente, pero siempre pensando en el modelo en que se aplicará el uso de los dispositivos; sean móviles, portátiles o de escritorio. Tiene que existir un plan, una red de capacitación de docentes y usuarios, además de la gestión de tecnología. Por otro lado, también sabemos que hay que invertir en incluir más a la mujer en nuestra industria TI. Por ejemplo, en Intel nos propusimos invertir $300 millones (USD) para fomentar una mayor diversidad en Intel y dentro de la industria de la tecnología, con contrataciones y retención de metas. Meta que anunciamos en CES 2015.

¿Existe una receta mágica para la sala tecnológica ideal? La verdad es que no, muchos trabajan con modelos de clases grabadas para ser reproducidas en un laboratorio, otros con BYOD (Bring Your Own Device), y algunos con el llamado One-to-One computing, es decir, cuando se dedica un computador para cada alumno junto a un apoyo de plataforma y trabajo personalizado. Éste último no es el único camino que se puede tomar, pero sin duda es uno de los más exitosos modelos en relación a la realidad de Latinoamérica. Y es que los alumnos, además de recibir un computador para trabajar de forma individual (que en mucho casos esta entrega se convierte en el primer equipo que una familia posee en su hogar), requieren estar conectados a un plan más elaborado de acción, para sacar el mejor provecho a la tecnología invertida.

Es decir, se requiere de inversión, siempre. Y debe renovarse constantemente en las plataformas y servicios educacionales TIC. Pero también se requiere de un plan y de un sistema apoyado en la tecnología para conducir estas salas digitales hacia nuevas habilidades escolares. Chile tiene uno de los puntos de conexión inalámbrica más grandes de América, con acceso gratuito para más de 70.000 estudiantes. Es decir, tenemos la base y la potencialidad para hacerlo. 

Acerca de Intel

Intel (NASDAQ: INTC) es líder mundial en innovación. La compañía diseña y desarrolla la tecnología esencial que sirve como base para los dispositivos informáticos en todo el mundo. Como líder en responsabilidad social y sustentabilidad, Intel también produce el primer microprocesador “libre de conflictos” disponible en el mercado. Información adicional sobre Intel se encuentra disponible en http://newsroom.intel.com/community/es_lar y blogs.intel.com, y acerca de los esfuerzos  de producción “libre de conflictos” en conflictfree.intel.com

Siga Intel en Twitter y en Facebook: http://twitter.com/intel_la y http://www.facebook.com/IntelLatinoAmerica

*Intel y el logotipo de Intel son marcas comerciales o registradas de Intel Corporation o sus subsidiarias en los Estados Unidos y en otros países.

Otros nombres y marcas pueden ser propiedad de otros.

Relacionados

Deja un comentario