Solsica-UPS-electricidad-quirofano-emergencia-hospital-clinicaEmpresas Hardware 

UPS permiten mantener la operatividad a empresas incluso durante apagones

Sectores comerciales y de servicios pueden protegerse para no detener sus actividades

Los sistemas de protección de energía dan autonomía eléctrica por horas para evitar pérdida de recursos económicos o paralización de servicios como en hospitales y clínicas

Ante los bajones de energía eléctrica, contar con un sistema de alimentación ininterrumpida (UPS), protege a las empresas, les sirve para mantener su operatividad y así evitar pérdidas económicas o de información, porque permite respaldar computadoras, centros de datos y equipos de telecomunicaciones, durante una interrupción en el flujo de energía.

Al respecto se consultó a Julio Rodríguez, ingeniero senior en el área de Automatización y Monitoreo de la Corporación Solsica, quien explicó que un UPS es un equipo que permite tener disponibilidad de energía continua y de calidad, que puede estar conectado a la red eléctrica y, a su vez, a una planta. Incluso se le pueden agregar bancos de batería para garantizar una autonomía operativa por minutos u horas, lo cual mantiene la operatividad de empresas de cualquier tamaño.

¿Qué hace un UPS?

“Un UPS previene las variaciones de tensión lo que a su vez ayuda a extender la vida útil de los aparatos y componente electrónicos que están bajo la salvaguarda de estos sistemas de almacenamiento”, señala el ingeniero.

Agregó que “también permite apagar los equipos ordenadamente, evitar la pérdida de información, y los deteriores del hardware, bloqueo del teclado y daños a la tarjeta madre de tus sistemas de cómputo”.

Cuando se trata de compañías de telecomunicaciones, banca y data centers, los UPS son de mayor capacidad para mantener el flujo eléctrico por más tiempo, incluso días, debido a que una eventual “caída” de sus sistemas conlleva a cuantiosas pérdidas económicas y de información de los usuarios, lo cual afecta a los clientes de dichas empresas.

Rodríguez señala que una falla de energía no solo tiene consecuencias monetarias, sino que los “bajones” de luz afectan en diferentes formas a los equipos eléctricos y electromecánicos que se emplean en diversos sectores productivos (como las fábricas de alimentos), o de servicios (como clínicas y hospitales). En estos casos, esas breves interrupciones eléctricas causan daño en piezas internas o acortan el tiempo de servicio de los aparatos.

Monitoreo del UPS

Rodríguez explica que monitorear a distancia un sistema de alimentación ininterrumpida es especialmente útil cuando no se puede trasladar un personal técnico al lugar donde se encuentra, como ha sucedido durante los últimos meses de cuarentena social.

En este sentido destacó que Solsica presta servicio técnico especializado para la instalación y mantenimiento de los equipos UPS, así como también ofrece a sus clientes programas, softwares y personal altamente capacitado para el monitoreo remoto de estos dispositivos.

“Este monitoreo remoto permite a los clientes chequear las condiciones de batería, de sus servidores, y de los aires acondicionados de precisión cuando ocurre una falla eléctrica. También sirve para tomar acciones preventivas y correctivas, incluso antes de que la energía falle”, señala el ingeniero de la Corporación Solsica.

Relacionados

Deja un comentario