Seguridad y Vida Digital ¡Protégete de los Ciberdelincuentes!, No esperes a ser una víctima, te decimos cómo.

¿Conoces sobre el Ciberbulling, el Sexting o el Grooming?, probablemente no, pero has de saber que son algunos de los nuevos riesgos cibernéticos  que te pueden convertir en una víctima a ti, a tu familia o a tus amigos. No puedes evitar completamente  sufrir un ataque, pero sí actuar para prevenirlo y saber qué hacer  en el momento. Gemalto ha investigado las últimas amenazas para que sepas cómo protegerte.

Casi diariamente encontramos noticias sobre ciberdelitos, todavía pensamos que es algo lejano y que probablemente no nos va a tocar a nosotros, pero de repente, un día nos encontramos siendo víctimas y nos decimos: “¡cómo no lo previne!”.

El único lugar desde el cual podemos actuar es desde la prevención, es una ilusión pensar que podemos controlar nuestras vidas digitales: suben nuestras fotos a internet, abrimos nuestro mail, mandamos y recibimos mensajes por celular, los móviles toman vídeos sin que nos demos cuenta, descargamos música, participamos en redes sociales…y la lista es larga.

No podemos controlar, pero sí prevenir. Nuestros lectores nos han pedido que informemos de los últimos acontecimientos y para Gemalto es una responsabilidad social informar y proporcionar consejos de acción.

Los delitos cibernéticos incluyen tanto Internet como los celulares. Se identifican cuatro delitos cibernéticos más frecuentes: la intrusión -contra la confidencialidad-, los delitos de falsificación (robo de la identidad personal), los delitos de contenido -como es la pornografía infantil, injurias, amenazas, y contenidos xenófobos y racistas-, y los delitos contra la propiedad intelectual. 

Hemos hecho un recorrido por los nuevos acontecimientos para presentaros los riesgos a los que debéis prestar atención y cómo prevenirlos. 

  • El fenómeno del Sexting: consiste en auto fotografiarse o autovideograbarse con un teléfono celular, por lo general desnudo, semidesnudo y/o en posiciones eróticas, para luego publicar lo captado en Internet, principalmente en las redes sociales, o para enviarlo por celular. El vocablo proviene de las palabras anglosajonas sex (sexo) y texting (mandar mensajes).

Los adolescentes tienen una vida dura, la presión de su grupo les impone que sean populares y se destaquen. Actúan inconscientemente y la consecuencia es que sus fotografías, a menudo exhibicionistas,  acaban en la red. En EEUU, el sexting ya es un ciberdelito penado. Adolescentes de 13 años de Pennsylvania que publicaron fotos, ahora afrontan cargos de pornografía infantil.

El fenómeno del sexting se extiende. Uno de cada cinco adolescentes admite haber enviado fotografías explícitas suyas. México ocupa el primer lugar mundial en intercambio de archivos digitales con contenido pornográfico infantil.

Las consecuencias son muy graves, psicológicas y físicas. Vídeos e imágenes son captadas por pederastas y/o retorcidos sexuales que comienzan a contactarlos con propuestas sexuales o incluso a chantajearlos. Si tienen publicados otros datos, pueden llegar hasta el acoso físico en el lugar donde estudian o donde viven. Además, la tan ansiada popularidad puede venirse abajo cuando un desconocido la expone masivamente.

Medidas: aquí sólo aplica el sentido común, si decides exhibirte, al menos enseña tu material personalmente a quien decidas, siempre en tus dispositivos,  pero no lo envíes bajo ningún concepto o ya estarás en riesgo de que esas fotos sean encontradas en cualquier momento de tu vida. Es tan fácil encontrar información tuya como poner tu nombre en Google.

No las guardes en tu teléfono, laptop o USB, si lo pierdes tú también estarás perdido.

Si recibes material de este tipo a tu mail o celular, bórralo inmediatamente, si es de menores es delito para el que lo recibe y para el que lo envía.

Las empresas en sus procesos de contratación ya incluyen búsquedas en Internet para averiguar más sobre las actividades de los candidatos. Cualquier cosa de tu pasado podrá ser encontrada.

Si aún así te empeñas en sacar material de este tipo, guardarlo, subirlo a la red o enviarlo, encomiéndate al santo de tu preferencia.

  • Mucho cuidado con el Grooming: la práctica de la extorsión y chantaje que se realiza a jóvenes, pero también a todos aquellos que participan en chats de ligue a través de la Red, con varias finalidades delictivas como obtener dinero, o favores sexuales, y que puede utilizar el sexting como medio para conseguirlo.

Como ejemplo, la policía española detuvo hace algunos días a un joven que chantajeaba a unos 250 menores a través de Internet a los cuales había conocido a través de la red social Facebook

  • Mucho cuidado con el Grooming: la práctica de la extorsión y chantaje que se realiza a jóvenes, pero también a todos aquellos que participan en chats de ligue a través de la Red, con varias finalidades delictivas como obtener dinero, o favores sexuales, y que puede utilizar el sexting como medio para conseguirlo. 

Como ejemplo, la policía española detuvo hace algunos días a un joven que chantajeaba a unos 250 menores a través de Internet a los cuales había conocido a través de la red social Facebook. 

El detenido, de 24 años de edad, había creado hasta 12 personalidades con sus correspondientes perfiles, con las cuales engañaba a sus víctimas.

Los practicantes del Grooming contactan con sus posibles víctimas en chats y redes sociales como Facebook, Twitter, Hi5 y otras. Se presentarán como personas, cariñosas, comprensivas, que comparten la misma afición que pusiste en tu perfil y dispuestas a compartir tus problemas. De esta forma el groomer,  consigue información sobre tus “asuntos incómodos” por los que te podrías dejar chantajear.

Simulará una atracción erótico-sexual y pedirá que le envíes fotos y vídeos comprometedores. A partir de aquí es cuando destapará su verdadera intención y se iniciará el chantaje económico o de otro tipo. Mucho cuidado, porque puede no terminar ahí, el control psicológico que pueden llegar a tener sobre tu miedo y vergüenza puede durar toda tu vida y aparecer periódicamente meses, o años después.

Medidas: si ya te ha pasado, ya no puede ser peor, tienes que avisar a tus padres, si ya eres adulto, directamente a las autoridades civiles o cibernéticas para que inicien el rastreo. Nunca cedas a las demandas del extorsionador o te tendrá bajo su control permanentemente.

Si estás casado o en medio de un divorcio puede ocasionar daños irreparables.

  • Protégete en las redes sociales: consejos básicos:
    • No indiques datos personales: dirección, trabajo o teléfono. Si te obligan a darlos para registrarte sospecha del sitio. En último caso que sean falsos
    • Utiliza una contraseña compleja y difícil de adivinar para tu cuenta de usuario
    • Si decides incluir información sobre tus gustos, aficiones o preferencias puedes sufrir un bombardeo de publicidad
    • Procura NO activar la opción de utilizar tu cuenta de correo electrónico para localizar a tus amigos usando tu lista de contactos. Les tienes que dar tu contraseña les abres el acceso a tus correos, y gente cercana. ¿sabes el riesgo a que te expones?
    • No incluyas datos bancarios o de tus tarjetas de crédito
    • Nunca des información sobre tu situación laboral, familiar, futuros planes y viajes
    • Cuando subas fotos o videos las redes sociales ¿sabes que te obligan a aceptar la cesión de la gestión de ese material?, ya no es tuyo
    • No publiques fotos comprometedoras tuyas o de tus amigos o conocidos
    • Antes de añadir un nuevo contacto a tu lista de amigos trata de informarte bien sobre él
    • Cuidado con invitaciones de aquellos que dicen conocer a un amigo nuestro o de nuestros amigos. Confírmalo, puede estar suplantando su identidad

 

  • Vigila las señales de Ciberbulling: cuando un o una menor atormenta, amenaza, hostiga, humilla o molesta a otro/a mediante Internet, teléfonos móviles, consolas de juegos u otras. El teléfono celular es el medio más usado para el ciberbulling en Latinoamérica. Puede darse en acciones como el envío de mensajes amenazadores, imágenes humillantes, la difusión de secretos o información errónea en chats, la distribución de contenidos hirientes por email o publicar datos falsos y acosar en redes sociales, acciones que pueden ser consideradas un delito penal.

Medidas: siempre confía en un adulto para contarle los actos de los que estás siendo víctima, los daños de no hacerlo pueden ser irreversibles física y psicológicamente. Si conoces de estos actos, nunca participes y denúncialo, aunque sea anónimamente. Mantente firme, no respondas a las amenazas, bloquea esos contactos. Estate atento a los cambios en tus hijos o amigos para detectar señales de ataques. La comunicación y la confianza son los pilares. 

  • Recomendaciones básicas con tus hijos: Educación y comunicación, para empezar, los padres tendrán que informarse continuamente, no hay excusa, aunque no sepan usar internet deben conocer el medio y los riesgos. Segundo, tendrán que dejar a un lado sus limitaciones sobre lo bueno y malo y hablar abiertamente con sus hijos, si temen hablar de sexo, relaciones o racismo, nada más estarán tapándose los ojos a lo que de todas formas se enfrentan sus hijos, y lo que es peor, les dejarán solos a su suerte.

Los padres deben poner las normas: limitar las horas que los hijos dedican a estar frente al ordenador o conectados a la Red. Alertarles del riesgo de intimar con desconocidos, y advertirles de la importancia de no proporcionar ningún dato personal.

No comprar nada a través de la Red sin su consentimiento, no descargar programas ni salvapantallas sin que sus padres lo sepan, así como logos o tonos para el móvil. Cuidado con los sitios de descargas de películas o música, ya que muchos traen ligas falsas que al abrirlas instalan virus o programas espía en sus ordenadores. Supervisen su actividad en redes sociales, que no suban información personal ni fotos peligrosas. 

  • La Encriptación te ayuda a proteger tus archivos de intrusiones vía red o internet: aunque no se sea un experto, mantener la privacidad de tu información más valiosa es ya una prioridad. Hay formas de encriptación sencillas y gratuitas. Vamos a mencionar algunas para que empieces a investigar por ti mismo: para que tus carpetas sean privadas en Internet las puedes proteger desde el Explorador de Windows: en carpeta de perfil de usuario (Documents and Settings) entra en la pestaña Compartir, puedes marcar la carpeta como privada y poner una contraseña. En este link: http://www.truecrypt.org/ , podrás encontrar otra opción para encriptar tus datos, genera un disco virtual usando el espacio libre de tu disco duro y lo protege con una contraseña. Toda la información que deposites queda encriptada. También puedes usarlo en tus memorias USB y otros dispositivos de almacenamiento.

Prevenir es la respuesta, asume la responsabilidad de tu vida digital. No puedes controlar el hecho de NO ser una víctima, pero sí puedes reducir las probabilidades y si algún día sufres un ataque saber qué hacer. Comparte siempre lo que conoces y apoya a aquellos que sean víctimas en tu familia y tu entorno. Todos somos la responsabilidad de todos, una gran familia Cibernética.

Si quieres ver más información visita: www.justaskgemalto.com y http://www.navegaprotegido.org 

Relacionados

Deja un comentario