¡Ay! Me sube la bilirrubina. Coloración amarilla de la piel podría ser hepatitis A

Rompecolchón

Coloración amarilla de la piel podría ser hepatitis A.

En Latinoamérica se presentan más de 150 casos de hepatitis A por cada cien mil habitantes, por lo que somos considerados una región endémica.

Cuando llegan las vacaciones se suele viajar y salir de paseo, por lo que aumentan las probabilidades de comer fuera de casa; sin embargo, este disfrute también puede convertirse en un riesgo de contraer hepatitis A, si no se toman ciertas medidas de higiene y precaución necesarias al preparar los alimentos.

La especialista en gastroenterología e inmunología, doctora Irma Machado, explicó que la hepatitis A se transmite al ingerir alimentos o agua contaminada con heces, especialmente en la calle o lugares donde la comida no se asea correctamente. El virus también puede adquirirse al consumir ostras del mar provenientes de aguas poco profundas infectadas.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la hepatitis A tiene mayor incidencia en países en vías de desarrollo, debido a las condiciones sanitarias deficientes -playas y aguas contaminadas y poco acceso a agua potable- así como a altos porcentajes de pobreza, indigencia, acumulación de basura y eliminación inadecuada de los desechos. El organismo calcula que anualmente se registran 1,4 millones de casos nuevos en todo el mundo y Latinoamérica aún se considera región endémica, debido a que cada año se producen más de 150 casos por cada cien mil habitantes.

La doctora Machado indicó que el virus, que se aloja en el hígado ocasionado su inflamación, se caracteriza por causar dolor en el área abdominal, nauseas, vómito, fiebre, diarrea, cansancio y coloración amarilla de la piel, la cual se produce por la muerte de las células hepáticas y el consecuente aumento de la bilirrubina. Cuando esta última está muy elevada también puede generarse un proceso de picazón o prurito.

La galena aseguró que alrededor de 70% de la población venezolana ha estado expuesta al virus de la hepatitis A en algún momento de su vida. Asimismo, informó que generalmente los índices de la enfermedad son más altos en zonas costeras como los estados Nueva Esparta, Sucre, Falcón, Zulia, Anzoátegui y Vargas.

Sin tratamiento

La especialista señaló que no existe un antiviral que trate la hepatitis A. Para combatirlo se debe guardar reposo -sobre todo si el paciente se siente muy cansado-, comer sano y sin grasa y omitir el consumo de alcohol. También aclaró que no es cierto que el consumo de azúcar y el agua de la raíz de onoto sean beneficiosos, debido a que el primero se convierte en grasa y el segundo puede ser tóxico.

Dijo que en 99% de los casos, el sistema inmunológico es capaz de superar la infección sin mayores problemas; sin embargo, la hepatitis A fulminante puede ser mortal y requiere trasplante de hígado. Generalmente ésta se desarrolla en adultos porque las complicaciones incrementan con la edad, pero no se descarta en niños. La enfermedad además genera ausentismo laboral y estudiantil cuando los síntomas se prolongan.

Machado afirmó que la duración de los síntomas varía según cada persona, pero generalmente el período es de tres semanas a tres meses. Agregó que una vez que la persona se contagia la primera vez, no vuelve a sufrir de la enfermedad porque el sistema inmunológico queda protegido de por vida.

Prevenir y no lamentar

La doctora informó que existe una vacuna que protege al organismo del virus de la hepatitis A y que, aunque no forma parte del Plan Ampliado de Inmunización del Ministerio del Poder Popular para la Salud, puede conseguirse en los centros asistenciales privados. Es altamente efectiva y con muy pocos efectos secundarios.

Para concluir, enfatizó que es importante saber de dónde provienen los alimentos y el agua que se consumen, lavarse las manos después de ir al baño, mantener la limpieza en el hogar, no llenar las playas de basura y no tirar pañales al mar. También hay que tener especial cuidado con la higienización de las frutas, verduras y vegetales.

Relacionados

Deja un comentario