Venezuela: Control de procesos garantiza maniobra superior en coyuntura automotriz

SofOSLa tecnología de vanguardia siempre ha estado unida al sector automotriz. Y cuando se trata de los sistemas de gestión que controlan la operación de ensambladoras, autopartistas, concesionarios y distribuidores es crucial poder actualizar, mejorar o ampliar los procesos de manera confiable y segura. Un experto explica la importancia de atender esta área para acelerar la eficiencia del negocio. 

El mercado doméstico automotriz se desliza por un escenario de incertidumbre en el que la promoción de la producción implica priorizar áreas claves como: las deudas con los proveedores extranjeros; los tiempos de respuesta para permisos y administración; la nueva política automotriz y la política laboral, en especial lo relativo a contrataciones colectivas. 

Sin embargo, hay un quinto aspecto igual de importante y estratégico  si lo que se busca es optimizar los procesos del negocio: son las denominadas herramientas de gestión para el control de operaciones claves como Gestión de Vehículos, Gestión de Repuestos y Accesorios, Gestión de Servicios y Gestión de Garantías. Así lo sostiene Eligio Rangel, consultor en sistemas de gestión con 15 años de experiencia y un aproximado de 35 implementaciones en diferentes empresas automotrices de nuestro país. 

Claves para una gestión automotriz moderna

 “Para administrar de manera eficiente el negocio, así como planificar y controlar su gestión, las empresas automotrices cuentan con un conjunto de herramientas que le permiten mantener su viabilidad y rentabilidad. El objetivo es, que tanto en los buenos tiempos como en la coyuntura actual, las empresas puedan tomar decisiones bien fundamentadas y controlar sus costos”, precisa Rangel.

“Al mismo tiempo, estas herramientas permiten desarrollar y llevar a cabo una relación de mayor calidad con su mercado actual y potencial, controlar los niveles y la calidad del servicio postventa, planificar y gestionar los niveles de servicios y disponibilidad de repuestos, entre otros aspectos que son claves en la gestión moderna del negocio automotriz”, puntualizó el experto en consultoría de gestión empresarial.

Rangel, se desempeña como gerente de la Comunidad de Clientes Sector Automotriz de SofOS, consultora en sistemas de información para la gestión de empresas, especializada en las aplicaciones ERP y líder latinoamericana en la venta e implantación de las soluciones SAP. Específicamente en el área automotriz, esta empresa con 17 años de trayectoria en el país,  ha contribuido con la competitividad y rentabilidad de numerosas organizaciones. 

“Creemos que el control de procesos de negocios garantiza una maniobra superior en la actual coyuntura automotriz pues mejorar el desempeño en todas las operaciones esenciales supone establecer relaciones efectivas entre ensambladoras, importadoras, fabricantes y proveedores”, advierte  Rangel. 

Atención y servicio post-venta: una oportunidad en la coyuntura actual 

Específicamente en lo que concierne a la red de concesionarios y talleres autorizados de las marcas comercializadas en Venezuela, Rangel observa oportunidades de negocio.

“No podemos ignorar que el sector automotriz venezolano está pasando por una coyuntura difícil: la oferta de vehículos ha disminuido considerablemente, impactando las ventas y por ende los ingresos por ese concepto. Así mismo, la disponibilidad de repuestos ha sido intermitente y por ende las fallas en las existencias impactan la percepción del nivel de servicio de los clientes y la fidelidad hacia la marca al momento de buscar soluciones y servicios.

Por otro lado, y no obstante lo anterior, existen grandes oportunidades de negocios. Por ejemplo, sólo en los últimos 5 años se han vendido en el país una significativa cantidad de vehículos nuevos que supera los 2 millones de unidades; ello significa que en las vías venezolanas circula en la actualidad un gran volumen de vehículos privados y comerciales que requieren de repuestos y servicios para mantener un buen nivel de  operatividad. El ofrecer una opción de calidad y económicamente atractiva y competitiva permitirá convertir estas oportunidades en negocios concretos”.

Para Rangel, los concesionarios debe orientarse a atender esa demanda y adueñarse de ésta, pero para ello deben mejorar sus procesos de gestión, controlar los costos, manejar con precisión su logística y mantener una relación cercana con sus clientes y el mercado potencial. “Ello es posible con el uso de tecnologías que automaticen procesos, gestionen el negocio y brinden información oportuna que permita visualizar las oportunidades y tomar las decisiones adecuadas en el momento oportuno”, finalizó Rangel.

Relacionados

Deja un comentario