Combustibles alternativos para energía

Generador Series X1.3Lo que antes era basura, ahora es una fuente valiosa de energía. 

Teniendo en cuenta los problemas relacionados con la contaminación ambiental y la crisis energética mundial,  los gobiernos hoy en día están en una búsqueda continua para obtener combustibles alternativos y renovables que contaminen menos el medio ambiente y sean más económicos.

Para fomentar el uso de energías alternativas a la gasolina o el diesel muchos gobiernos alrededor del mundo están ofreciendo estímulos económicos a consumidores o empresas que adopten como fuente de energía al biocombustible.

Actualmente Cummins Power Generation asiste a compañías alrededor del mundo, desde las minas de  carbón en Australia a los rellenos sanitarios en Escocia y las plantas de residuos municipales en las Islas Canarias, con el fin de ayudar a capturar los contaminantes potenciales y utilizar su contenido de energía para generar electricidad, energía térmica y más. 

Los combustibles alternativos de tipo gaseoso se pueden utilizar para producir electricidad de forma económica y con la tecnología mejorada de los equipos de Cummins Power Generation de generación a gas. 

El gas natural que se obtiene directamente de los yacimientos, está formado principalmente por metano, constituido por un átomo de carbono con cuatro hidrógenos. El metano o gas natural puede utilizarse de dos formas, comprimido o licuado (líquido); las únicas diferencias son su estado físico y la manera como son distribuidos.

El metano no libera grandes emisiones a la atmósfera por lo que constituye el combustible alternativo menos contaminante. Pero a la vez, su pequeño tamaño molecular implica que no contiene tanta energía, así que se necesita más gas natural que gasolina. 

El gas de los rellenos sanitarios de metano de minas de carbón, gas flare o gas quemado y otras fuentes de “desperdicios” de combustibles con bajo contenido de calorífico o bajo porcentaje de metano se pueden quemar de manera limpia, eficiente y económica mediante generadores de motor de gas.

“Quemar metano en un equipo de generación es una manera inteligente de utilizar estas fuentes de combustibles alternativos a partir de residuos, a la vez que permite reducir de manera significativa el impacto que tiene la generación de energía en nuestro medio ambiente, además de tener una buena relación calidad-precio”, señala Antonio Nava, Business Development Manager de Cummins Power Generation. 

Existe una amplia gama de aplicaciones para obtener energía de manera amigable para el medio ambiente. 

Estas fuentes funcionan de la siguiente manera:

  • Gas de residuos sólidos en vertederos: Más del 50 por ciento de los materiales en los vertederos son de origen orgánico y son adecuados para la digestión anaerobia que produce biogás, del que habitualmente cerca del 50 por ciento es metano.
  • Gas de digestor de aguas de alcantarillados municipales: Las aguas residuales sin tratar en las plantas de tratamiento municipales e industriales producen gas de digestor que contiene de 65 a 75 por ciento de metano.
  • Biogás de residuos agrícolas: Los desperdicios animales y vegetales de negocios como terrenos de cultivo se pueden usar para generar energía.
  • Metano de minas de carbón: De origen natural en los depósitos de carbón, el metano queda atrapado dentro de estos depósitos hasta que es liberado por las actividades de la minera o la perforación.
  • Gas Flare o Gas Quemado: Los gases y vapores inflamables que anteriormente eran eliminados por medio de la combustión al aire libre se pueden usar como combustible alternativo.

Relacionados

Deja un comentario