Turbina BocayEmpresas 

Nicaragua: Pequeñas centrales hidroeléctricas benefician a 25 mil personas

Turbina BocayIniciativas han dotado de energía a 40 comunidades rurales y urbanas en Nicaragua

8 de mayo del 2012. Managua, Nicaragua. El desarrollo de proyectos para generar energía con Pequeñas Centrales Hidroeléctricas (PCH) ha logrado beneficiar a unas 25 mil personas de 40 comunidades rurales y urbanas de Nicaragua.

Las iniciativas se han llevado a cabo principalmente en los municipios de El Cua y San José de Bocay, Wiwili, Yali, Pantasma, San Rafael del Norte y Jinotega (Departamento de Jinotega), Diriamba (Departamento de Carazo), San Ramón y Rio Blanco (Departamento de Matagalpa).

El desarrollo de esos planes energéticos con base en las PCH estuvo a cargo de la Asociación de Trabajadores de Desarrollo Rural – Benjamín Linder (ATDER-BL), organización que ha sido pionera en la electrificación rural y urbana mediante este tipo de centrales y redes eléctricas; además, de llevar a cabo la construcción de sistemas de agua potable.

En la actualidad ATDER-BL, junto con la Fundación Red de Energía (BUN-CA), impulsan el Programa Regional de Energía y Pobreza en Centroamérica (PREPCA) gracias al apoyo financiero de la Fundación HIVOS de Holanda, que entre sus objetivos busca desarrollar los mercados de las estufas de leña más eficientes en los hogares de Nicaragua durante los próximos tres años.

De acuerdo con el Coordinador de Proyectos de ATDER-BL, Félix Rosales, el modelo de las PCH llevado a cabo en ese país ha sido exitoso porque además de llevar la energía eléctrica a las poblaciones beneficiadas se implementó de manera sostenible con el ambiente.

“Tenemos que trabajar en varios frentes para darle aún más impulso a estas tecnologías sostenibles y llegarle a una mayor cantidad de gente; por ejemplo, se necesitan crear sistemas de incentivos para los equipos de pequeña potencia (exoneraciones, subsidios, etc.) junto con facilidades de financiamiento e intereses  adecuados a cada uno de los casos en particular, esto en el marco de una política nacional que promueve estos proyectos locales”, indicó Rosales.

Además, el representante de ATDER-BL recomendó que las organizaciones vinculadas a la ejecución de iniciativas de PCH, deben realizar un mayor esfuerzo para divulgar este tipo buenas prácticas energéticas especialmente entre desarrolladores de proyectos y fabricantes de equipo.

“En este momento necesitamos crear estrategias para un atraer mayor interés del sector privado, mostrando que es una tecnología validada con resultados muy favorables a los comunidades, con sus beneficios económicos y sociales; sin embargo, muchas veces el interés decae un poco debido a los altos costos iniciales de los equipos, y de todos los componentes en general de una pequeña central hidroeléctrica”, explicó Rosales.

Alianza exitosa

Desde el año 1999 ATDER-BL y BUN-CA  empezaron a trabajar de manera conjunta en el desarrollo de proyectos de energía renovable en comunidades aisladas de la red eléctrica, con un enfoque comunitario y desde entonces existe entre ambas organizaciones una relación de colaboración.

En el 2000 las dos agrupaciones participaron de un plan enfocado en el desarrollo de tecnologías de energía renovable que impactaron en la vida de la población de bajos ingresos iniciativa que le permitió a ATDER-BL fortalecer su tecnología para micro-turbinas hidráulicas como parte del plan “Fuerza para Fincas”.

Según el Director de BUN-CA, José María Blanco, la tecnología de PCH representa una opción técnica adecuada para dotar de energía a comunidades –especialmente en las zonas rurales- que carecen del servicio eléctrico.

“Los resultados que se han tenido en Nicaragua son más que elocuentes y hablan por sí solos, las PCH son una tecnología validada que ha mostrado llevar un  desarrollo eléctrico sostenible, respetando el ambiente y mejorando las condiciones  de vida de la población; especialmente de los más pobres, por esa razón, debemos seguir por esa misma senda para llevar especialmente a los sectores rurales donde este servicio tiene un efecto multiplicador inmediato; por ejemplo, en las actividades productivas”, resaltó el Director de BUN-CA.

“El desafío es enorme, en la próxima década los países de Centroamérica deberán invertir unos $15 mil millones de dólares para satisfacer la demanda de eléctrica que crece a un promedio anual del cinco por ciento, por lo que las PCH deben contribuir a enfrentarlo”, terminó afirmando Blanco.

Acerca de BUN-CA 

La Fundación Red de Energía (BUN-CA) es una Organización No Gubernamental (ONG) con sede en San José Costa Rica y con operaciones en Centro América, la cual define su agenda de trabajo en respuesta a las necesidades energéticas de la región centroamericana con un enfoque integrado para fomentar el aprovechamiento eficiente de los recursos naturales para generar energía sostenible y promover la eficiencia energética.  http://www.bun-ca.org

 

Relacionados

Deja un comentario