videojuegosJuegos 

Realidades de los videojuegos.

videojuegosHombres y mujeres entre 18 y 35 años están dejando de ver televisión en horario prime time para darle preferencia a los video juegos.

De acuerdo a Develop Magazine, una muestra de 292 jugadores de World of Warcraft tendieron a sentirse  calmados después de jugar una partida del juego 

El lanzamiento del más reciente videojuego de Blizzard, Diablo III, uno de los títulos más esperados de la temporada está cada día más cerca. Sin duda será un suceso en el mundo de los videojuegos. Hasta ahora sabemos que mantiene la línea de juego de sus predecesores y de ser así sabemos que para dominar por completo este título se requerirán muchas horas de juego.

Dedicar muchas horas a los videojuegos se ha convertido en una práctica común, es fácil observar a niños, jóvenes y adultos de todas las edades dedicar mucho de su tiempo libre a los videojuegos, aunque por otro lado existen los detractores de de esta actividad, un grupo de personas que considera que esta práctica es nociva. Ambos grupos tienen sus opiniones y argumentos pero ¿en realidad representa un riesgo para la salud esta práctica cada día más común? Existen varios clichés entorno a este hábito, muchos de ellos han sido totalmente desmentidos.

El primer argumento y más común es: Los videojuegos son sólo para niños.

Al igual que todas las películas, actualmente los videojuegos tienen clasificaciones y cuentan con un órgano encargado de realizar estas clasificaciones, por lo que es posible diferenciar entre juegos exclusivos para adultos y juegos con contenido apto para todo público, lo que nos demuestra que el mercado de los videojuegos no está totalmente enfocado a los niños. Cabe mencionar que las actuales generaciones de adultos y adultos jóvenes son personas que crecieron jugando videojuegos y disfrutan de esta actividad,  representan una gran mayoría de los usuarios habituales de videojuegos. De esta manera el primer argumento queda desmentido.

Otra opinión negativa común es: Los videojuegos favorecen  el aislamiento social.

 La realidad es que los videojuegos son totalmente sociables, el 60% de los jugadores frecuentes juegan en compañía de amigos, el 33% con familiares y la tecnología actual de todas las consolas y plataformas permiten que al jugar en línea se interactúe con una gran comunidad de jugadores, inclusive a nivel mundial.

También es común escuchar: Las videojuegos disminuyen las capacidades intelectuales de las personas.

La realidad es que los videojuegos representan una forma de aprendizaje, de preparación o iniciación en las demandas cognitivas del mundo de la tecnología informática. Muchas veces las temáticas de los videojuegos se tratan de una simulación de la realidad, reproducen circunstancias, situaciones y problemas de la vida real, que desencadenan procesos de pensamiento, de toma de decisiones y hasta creatividad.

En un artículo publicado por Associated Press se demostró que los cirujanos que juegan video juegos cometen menos errores. Los médicos que dedican al menos tres horas a la semana jugando, comenten 37% menos errores en una cirugía laparoscópica y realizan la operación 27% más rápido que sus contrapartes que no tienen ese hábito así que la afirmación de que los videojuegos afectan la inteligencia están alejadas de toda realidad.

Podemos ver entonces que muchas de las opiniones negativas de esta práctica son sólo opiniones mal fundamentadas o mitos que se han reforzado con el paso de los años, sin embargo, no hay que olvidar que los desarrolladores de videojuegos siempre hacen recomendaciones prudentes como, sentarse a una distancia pertinente de la pantalla o en caso de presentar cansancio en manos, muñecas o brazos mientras se juega, dejar de jugar, descansar durante 10 ó 15 minutos por cada hora que se juegue. Siguiendo las recomendaciones de los desarrolladores se pueden disfrutar de horas y horas de juego.

El próximo 15 de mayo, día anunciado para el lanzamiento de Diablo III en su versión digital y 7 de junio en versión física, prepárate para dedicarle muchas horas de juego sin remordimiento.

Relacionados

Deja un comentario