AnixterHardware 

“Power & Cooling: el diseño conceptual como herramienta clave para el éxito de un proyecto de Centro de Datos”

Construir un Centro de Datos, o mejorar uno existente, involucra a cada vez más sectores y personas dentro de una organización. Esto hace que a la hora de encarar un nuevo proyecto deban considerarse aspectos que hace tan solo unos años ni siquiera hubiéramos imaginado.

*Por Gonzalo Reinoso

“Podemos prever todo excepto lo que ocurrirá”, recita una de las leyes de Murphy más conocidas. Construir un Centro de Datos, o mejorar uno existente, involucra a cada vez más sectores (y por lo tanto a personas) dentro de una organización. Esto hace que a la hora de encarar un nuevo proyecto debamos considerar aspectos que hace tan solo unos años ni siquiera hubiéramos imaginado. La coordinación de los gerentes de IT con áreas como Seguridad Física, Mantenimiento, Finanzas y hasta con la Dirección, en otro momento hubiera parecido una utopía. Sin embargo, hoy encontramos a todas ellas sentadas en la “mesa chica” a la hora de la toma de decisiones sobre una inversión tecnológica.

El rumbo de las tendencias tecnológicas ha marcado en los últimos años un giro en lo que hoy ya se denomina la “industria” de Centro de Datos, a partir de conceptos como la virtualización y consolidación, la convergencia IP (colaboración y servicios on demand) y el resguardo de la información a partir de la creciente importancia que tienen los datos que se almacenan en un centro de cómputos; la eficiencia y el ahorro energético, comienzan a cobrar relevancia en muchos países de América Latina, donde en muchos países el costo del Kw/h comienza a tomar valores que obligan a las empresas a repensar la forma en cómo administran los sistemas que dependen de la energía. Incluso la utilización de sistemas de energías alternativas (verdes) es tema de discusión creciente en la actualidad.

…….Y entre tantos conceptos nuevos, los gerentes de tecnología tratando de administrar un presupuesto de manera eficiente y que genere un retorno de inversión acorde a las expectativas de los accionistas y clientes (internos y externos).

Encuestas e investigaciones realizadas por algunos de los organismos que definen los estándares de la industria de DC como TIA, BICSI, UPTIME o ASHRAE, mencionan temas críticos que debe manejar el área de IT como la escalabilidad de los servicios, la continuidad operativa, el costo del metro cuadrado y el ahorro energético. Esto muestra un claro hilo conductor que parte de la necesidad de cambio y crecimiento programado como método para hacer frente a las demandas actuales y futuras del mercado, conforme avanza la tecnología como vehículo para concretar las estrategias empresariales en los diferentes mercados en que ellas actúan.

Profundizando un poco más, y utilizando como parámetro el modelo OSI, para que la capa de aplicaciones pueda entregar al usuario los servicios que este necesita, es necesario que la capa física pueda “prestar su servicio” de manera adecuada. Aquí es donde aparecen dos sub-sistemas que hoy son centrales en cualquier análisis de proyecto: los sistemas de energía y aire acondicionado para el Centro de Datos, más conocidos como “Power & Cooling”  en el lenguaje de IT.

La nueva versión de TIA-942, la norma más consultada por los líderes de la industria de los Data Centers, recomienda la construcción en “PODs” de los nuevos centros de cómputos, previendo dentro de la sala cuáles serán aquellas áreas de alta o media densidad, y luego el espacio para crecimiento futuro. Esta práctica permite, entre otras cosas, definir y planificar la capacidad de energía presente y futura, la disposición de la sala y el sistema de enfriamiento más adecuado para la disposición definida. Al final del día, el mayor desafío es lograr la mejor combinación de CAPEX vs OPEX, es decir invertir en aquellas soluciones de tecnología (CAPEX) que permitan administrar de la manera más eficiente y rentable todos los subsistemas, y el Data Center de manera integral (OPEX).

Diseño conceptual

Hasta aquí se han mencionado varios aspectos independientes a considerar pero, ¿quién puede asegurar que cada decisión tomada en los diferentes frentes lleve al éxito un proyecto? Para ello, existe un proceso por el cual debiera pasar cualquier nuevo emprendimiento, que es el llamado diseño conceptual.

Dos de los motivos que habitualmente hacen fracasar un proyecto son las limitaciones no conocidas que se descubren en instancias avanzadas o finales, y las hipótesis que van por un camino distinto al presupuesto definido. El diseño conceptual es una primera aproximación en el proceso de selección de las diferentes arquitecturas posibles para los sistemas de infraestructura de un Data Center. Se toman en cuenta los aspectos generales para definir los conceptos rectores que modelarán los criterios de diseño, como restricciones de emplazamiento, definición de las cargas críticas, arquitectura red, sistemas de enfriamiento en función de la disposición o del espacio disponible en la sala, criticidad de la continuidad operativa, recupero de desastres y niveles de eficiencia requeridos, entre otras.

Cuestiones como determinar si el UPS estará dentro o fuera de la sala blanca, si utilizaremos tecnología monolítica o modular, redundancia, definición del sistema de enfriamiento de precisión basado en la existencia o no de piso técnico, cargas críticas y densidad de carga en la sala, topología de la red y cableado de red, etc., son algunos de los aspectos que se podrán definir a través del diseño conceptual.
Si bien el diseño conceptual es una herramienta que permite tomar algunas decisiones importantes, no es una ingeniería de detalle o una consultoría, ya que en su proceso no se hacen ingenierías termo mecánicas o eléctricas, ni diseño o cálculos de estructuras.

* Gonzalo Reinoso, Marketing Manager para soluciones de Power & Cooling de America Latina y el Caribe de Anixter

Relacionados

Deja un comentario