Cine 

“Juego Perfecto”: una partida de póker con jugadas oscuras

Liam Hemsworth, Elsa Pataky y Russell Crowe encabezan un gran elenco para esta película en la que el otrora protagonista de “Gladiador” encuentra su propia voz como director. Difícil de inscribir en un solo género cinematográfico, el filme podría calificarse de thriller psicológico combinado con drama y una banda sonora propia del suspenso. La historia cuenta la vida de Jake Foley, un multimillonario que decide reunir a sus amigos de la infancia en una partida de póker en la que podrían ganar una fortuna a cambio de revelar sus secretos más sombríos. “Juego
Perfecto” estará en cartelera, gracias a Mundo De Película, a partir de este jueves 22 de diciembre.

Diciembre de 2022. Es cada vez más común en Hollywood la figura de las grandes estrellas que se convierten en productores y directores de sus propios proyectos audiovisuales los cuales estrenan en la gran pantalla o en las plataformas digitales. Esto no es precisamente una novedad, pero la necesidad de los artistas de protagonizar historias que no dependan de las exigencias de un gran estudio, sino de sus propias búsquedas, hace que la tendencia vaya in crescendo. Ejemplos de esta práctica los vemos en figuras como Reese Whiterspoon, Angelina Jolie, Nicole Kidman y ni hablar del veterano Clint Eastwood, toda una autoridad en eso de escribir y ser el héroe de sus propios argumentos para el cine.

Se suma a esta tendencia de estar delante y detrás de cámaras en una misma película el neozelandés Russell Crowe, ganador del Oscar en 2001 por “Gladiador”, de Ridley Scott. En esta oportunidad lo hace con “Juego Perfecto”, una particular historia filmada en Nueva Gales del Sur, Australia. Y vaya que juega bien sus fichas: en el elenco principal están la española Elsa Pataky y el australiano Liam Hemsworth, acompañados del rapero, actor y cineasta RZA, el nuevo rostro de Molly Grace, así como el primer actor australiano Paul Tassone, entre otros talentos.

La historia de “Juego Perfecto” fue concebida por Stephen M. Coates e intervenida por el propio Russell Crowe. El punto de partida es la pubertad del protagonista, Jake Foley, en un ambiente natural en el que él y sus amigos comparten una partida de póker, con apuestas que ponen en riesgo sus vidas al borde de un precipicio. Años después, Foley, un multimillonario residenciado en Australia, decide reunir a aquel viejo grupo de amigos para una nueva partida de póker, esta vez ofreciéndole a cada uno sumas absurdas de dinero en sus apuestas a cambio de la revelación de sus secretos
más oscuros. Esta vez no están al borde de un precipicio, pero sus vidas sí están en peligro. Al margen de este experimento tan particular está la conflictiva relación de Foley con su esposa Penélope (Pataky) y las apariencias que guarda con su incauta hija Rebecca (Grace).

El ritmo narrativo de “Juego Perfecto” es denso. Sus secuencias están llenas de una atmósfera tensa, llena de pausas, con acordes de suspenso. Todo esto combinado con dinámicas escenas de acción que hacen que el espectador se involucre perfectamente dentro de la historia, en un contexto en el que todos tienen una cuota de responsabilidad.

La crítica de “Juego Perfecto” ha estado dividida. Hay medios que celebran la faceta de Crowe en la dirección, otros la cuestionan. Lo que es indudable es el talento actoral presente en cada interpretación. Aparte del director destacan las actuaciones de reparto de Elsa Pataky, en un rol complejo de doble moral, y el de Liam Hemsworth cuyo personaje, Michael Nankervis, es quizá el que oculta el secreto más grande. Sin duda, una buena opción para los adeptos al thriller psicológico.

Relacionados

Deja un comentario