Empresas 

Reflectores en Venezuela deben poseer alta resistencia para ofrecer óptimo rendimiento

Control de calidad Pickens en fábricas chinas asegura que luminarias de la marca venezolana soportan entre 85 voltios (v) y 285v, para que toleren las fluctuaciones energéticas del país

Desarrollar productos de iluminación que minimicen para el consumidor las consecuencias de los problemas eléctricos persistentes en Venezuela, es uno de los principales objetivos de la marca Pickens, por lo cual mantiene un estricto control de calidad en las fábricas manufactureras chinas, contratadas para elaborar sus artículos, para que estas cumplan con los requerimientos de la marca que aseguran un correcto funcionamiento de sus productos.

El presidente de Pickens, Ramón Abreu, aseguró que uno de los productos de la empresa que cuentan con los controles de calidad más extensos son los reflectores, debido a que estos son diseñados para utilizarse tanto en interiores como exteriores, donde se encuentran expuestos a situaciones que podrían perjudicar su funcionamiento, si estos no se fabrican según las exigencias de la marca.

Señaló que en las pruebas de verificación de los reflectores un factor elemental es la tolerancia a las fluctuaciones eléctricas, debido a que es necesario evitar que sean afectados por variaciones de voltaje, muy comunes en el país. Explicó que, para ello, los artículos son elaborados de modo que soporten entre 85 voltios (v) y 285v.

Pruebas exhaustivas

Añadió que, debido a las exigencias de Pickens, los reflectores son sometidos a 10 pruebas para robustecer su calidad. Una de las evaluaciones que realiza la fábrica en China, encargada de la producción de los reflectores, consiste en someter estos artículos a pruebas de fuerza, para verificar su resistencia a los golpes que pueden sufrir, sobre todo si son utilizados en espacios externos.

Los reflectores pueden ser ubicados en zonas costeras, lluviosas, en piscinas, entre otros, por eso requieren un control de calidad que compruebe su tolerancia a chorros de presión de agua y/o su funcionamiento sumergido en esta, explicó Abreu.

El presidente de Pickens señaló que la resistencia al agua es garantizada mediante la certificación de calidad internacional IP66.

Al controlar la calidad de los reflectores, a su vez se comprueba la capacidad de trabajar en distintas temperaturas, por lo que se someten a evaluaciones que miden su funcionamiento en más de 60ºC y -40ºC, señaló Abreu.

Los reflectores de Pickens son fabricados en su totalidad en una de las empresas manufactureras chinas contratadas por la marca, donde se encuentran aproximadamente 1.200 trabajadores y más de 30 ingenieros dedicados a efectuar los controles de calidad establecidos por la compañía venezolana, para que los productos cuenten con altos estándares de excelencia, durabilidad y constituyan una solución para las fallas energéticas del país.

Para obtener más información, visite el sitio web de Pickens: www.pickensexport.com/. También sus redes sociales: Instagram (@pickensexport) y Facebook (Pickens Export).

Relacionados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: