Venezuela hosting

La mitad de los obesos están metabólicamente sanos, pero…

No hay que descuidar el peso

La doctora Imperia Brajkovich explicó que algunas personas con 15 o 20 kilos de sobrepeso, presentan valores normales al practicarse exámenes de laboratorio

La especialista en endocrinología, Imperia Brajkovich, describe la obesidad como: “Una enfermedad crónica basada en exceso de grasa corporal, originada por una combinación de factores genéticos, ambientales y conductuales, que condiciona a una mayor aparición de complicaciones y mortalidad”. Sin embargo, la galena aclaró que no se trata de que todos los pacientes obesos estén condenados a presentar problemas de salud, de hecho, hay algunos que se pueden denominar metabólicamente sanos.

Brajkovich, explicó que se considera metabólicamente sanas a las personas con un peso entre 15 y 20 kilos superior a la medida que se considera ideal para su estatura, que presente valores normales al practicarse exámenes de laboratorio y no tenga complicaciones asociadas.

Si bien se trata de personas cuyo metabolismo parece funcionar correctamente, las recomendaciones de la galena son: evitar que la masa corporal siga en aumento, implementar cambios en la alimentación y estilo de vida para alcanzar un peso saludable. De esta manera se pueden prevenir alteraciones de la glucemia, el colesterol y los triglicéridos, además de prevenir trastornos metabólicos como la diabetes tipo 2.

Las declaraciones de la especialista en endocrinología y obesidad, se produjeron en el marco de las Reuniones Intercapitulares que lleva a cabo la Junta Directiva de la Sociedad Venezolana de Endocrinología y Metabolismo, con el apoyo de la empresa farmacéutica Novo Nordisk.

Comer con la cabeza y no con la boca

En cuanto al abordaje de la obesidad, la doctora Brajkovich considera de suma importancia educar al paciente para que tenga una nutrición adecuada. En su consulta diaria, la endocrinóloga suele decirles a las personas que “coman con la cabeza y no con la boca”. Con esto se refiere a que deben pensar si realmente tienen hambre o comen por ansiedad, que midan las porciones de cada tipo de alimento, los degusten y no caigan en la tentación de repetir.

El complemento de la alimentación balanceada para perder peso y mantenerse saludable es la actividad física. Antes de hacer estos cambios en el estilo de vida, la galena sugiere considerar los siguientes aspectos:

• Evaluar con un médico si existe alguna limitación física hacer ejercicios o si deben hacerse bajo supervisión.
• Se debe hacer ejercicio cardiovascular con entrenamiento progresivo en tiempo e intensidad. No necesariamente hay que entrenar en un gimnasio, también se puede caminar, nadar, subir una montana o escaleras, entre otros.
• Cuidar las articulaciones.
• Llevar un record de la actividad para así estimularse y sentir que cumple metas.
• Alternar ejercicios de fuerza por grupos musculares (brazos, piernas, etc.)
• Hacer ejercicios al menos 30 minutos seguidos o 10 minutos 3 veces al día, pero aumentando intensidad progresivamente
• Hacer ejercicios de equilibrio, especialmente para no caerse cuando se está mayor.