Las vacunas garantizan un alto nivel de protección contra las bacterias

¿Por qué poner en riesgo la salud en lugar de ser previsivos?. Es vital cumplir puntualmente con las dosis y los refuerzos, ya que esto evitaría que se pierda el efecto inmunizador

 En el ambiente abundan los virus y bacterias capaces de debilitar la salud de las personas, especialmente los más pequeños. La vacunación es el método más eficaz para evitar las enfermedades causadas por estos microorganismos; sin embargo, no se aplican como es debido por la falta de conocimiento, rechazo a las vacunas y carencia de recursos económicos, llevando así al incumplimiento de los esquemas de inmunización, que pone a niños y adultos en una posición de vulnerabilidad.

El Jefe del Departamento de Medicina Preventiva y Social de la Universidad Central de Venezuela, Luis Echezuría Marval, aseguró que el uso adecuado de las vacunas ha ayudado a reducir la incidencia de una amplia variedad de enfermedades de origen bacteriano y viral. En este sentido, comentó que los niños menores de cinco años son más vulnerables a enfermarse, por lo que es importante administrarles las vacunas en fechas recomendadas y sugeridas por entes especializados, así como los gobiernos.

El también pediatra y epidemiólogo informó que en Venezuela se recomienda un número mínimo de vacunas en el transcurso del primer año, para proteger a los niños de enfermedades altamente contagiosas como la tuberculosis, hepatitis B, difteria, tétanos, tosferina, sarampión, rubeola, parotiditis, rotavirus y varicela; además de las bacterias neumococo y haemophilus influenzae B.

El médico pediatra y epidemiólogo comentó que los cambios de temperatura y humedad aumentan el desarrollo de bacterias en las vías respiratorias, como el neumococo, causante de enfermedades como otitis, faringitis, sinusitis, neumonías y sus probables complicaciones como sepsis y meningitis.

El doctor Luís Echezuría Marval explicó que estas vacunas ayudan a disminuir la morbi-mortalidad por enfermedades respiratorias graves en bronquios y pulmones, por lo que es importante que todos los niños tengan acceso a las mismas, garantizando un estado de protección óptimo. “En tal sentido, aspiramos que su masificación sea mucho más alta y lleguen a todas las comunidades.

Asimismo, recomendó revisar la tarjeta de vacunación, cumplir con el esquema de inmunización establecido, ya que las vacunas son el instrumento de atención primaria preventiva más importante y con mejores resultados individuales y colectivos.

Relacionados

Deja un comentario