Nuevo Rolex Explorer: Conquistando el Everest

EXPLORER¿Cuántos intentos fueron necesarios antes de que se conquistase el Everest? Cuántas expediciones se organizaron con el único objetivo de cumplir un reto, un sueño. Finalmente éste se hizo realidad el 29 de mayo de 1953, cuando los héroes sir Edmund Hillary y Tensing Norgay, alcanzaron la cima llevando un Rolex Oyster Perpetual. 

Descendiente directo del fascinante capítulo de la aventura humana, un elogio a la perseverancia, el Explorer sigue siendo reflejo de la irrefrenable necesidad de logros propia del ser humano. Este modelo encarna con enorme precisión los valores de constancia, experiencia y creatividad. Los vínculos entre avances técnicos y enseñanzas empíricas, entre pensamiento y acción. 

El Explorer encarna la relación privilegiada que siempre ha existido entre Rolex y el mundo exterior. Desde finales de la década de 1920, Rolex no ha dejado de utilizar el mundo como un auténtico laboratorio para poner a prueba, en condiciones reales, la fiabilidad de sus relojes. En la senda de ese espíritu pionero, ha equipado a numerosas expediciones que han escalado el Himalaya y cuyas observaciones han tenido una implicación directa en la evolución del producto. 

Fiel a esa herencia y a esa identidad única, el nuevo Oyster Perpetual Explorer ejemplifica la fuerza. Realizado en acero 904L y con unas excepcionales propiedades anti-corrosión. Se han rediseñado ligeramente las líneas sobrias y elegantes que convirtieron al Explorer en todo un icono y su caja ha aumentado el tamaño a 39 mm; todo para ofrecer una mayor legibilidad, además de un sutil cambio estético. 

Relacionados

Deja un comentario