MasterCardFinanzas 

Un nuevo hito de MasterCard en el camino hacia la inclusión financiera

En Sudáfrica, MasterCard junto a la Agencia Sudafricana de Seguridad Social (SASSA), ha alcanzado más de 10 millones de tarjetas de débito activas, las cuales forman parte de un sistema de pago de subsidios que minimiza el fraude, reduce costos y permite una mayor inclusión financiera.

En marzo del 2012, MasterCard junto a la Agencia Sudafricana de Seguridad Social (SASSA) lanzaron un nuevo sistema biométrico para el pago de subsidios. Hoy, ya se alcanzó la emisión de 10 millones de tarjetas de pago de subvenciones sociales.

Este hito, marca la finalización de la fase de reinscripción de beneficiarios, permitiéndoles recibir sus pagos con nuevas tarjetas de débito MasterCard – con funcionalidades biométricas – emitidas por Grindrod Bank junto con la SASSA y Net1 UEPS Technologies (Net1).

Desde su lanzamiento, casi 22 millones de beneficiarios de subsidios se han reinscrito en el nuevo sistema presentado por MasterCard y la SASSA, logrando así reducir los costos de administración y minimizar el cobro fraudulento de subsidios.

Una característica crucial de la función biométrica de la tarjeta SASSA es que identifica positivamente a los beneficiarios de subsidios usando identificadores únicos, como huellas dactilares, voz y otra información personal, lo que significa que las tarjetas solo puedes ser utilizadas por el beneficiario aprobado para recibir el subsidio.

“Un motor clave del nuevo sistema fue establecer medidas estrictas para que la SASSA pudiera garantizar que sólo los beneficiarios realmente necesitados, estén autorizados para recibir uno de los siete subsidios que la SASSA ofrece. Entre abril de 2012 y junio de 2013, se cancelaron más de 150.000 subsidios, lo que dio lugar a un ahorro de cerca de US$15,1 millones por año”, explicó Virginia Petersen, CEO de la SASSA.

Al desplazar los pagos de subsidios en efectivo, cual eran costosos, complejos y sumamente ineficaces, a un sistema electrónico, la SASSA ha ahorrado un monto considerable en costos administrativos. Antes de marzo de 2012, a la SASSA le costaba un promedio de US$3,33 por subsidio abonarle al beneficiario. Ahora, gracias al nuevo sistema, estos costos de desembolso se han limitado a un costo de US$1,66 por pago.

Para destacar la ocasión, Ann Cairns, Presidenta de Mercados Internacionales de MasterCard, entregó a la SASSA un premio conmemorativo en reconocimiento del programa, durante un evento realizado en Pretoria, Sudáfrica.

“Al respaldar al gobierno sudafricano en la implementación de un programa de pagos electrónicos rentable, les estamos ayudando a ahorrar dinero, mejorar la eficacia y evitar el fraude”, afirmó Cairns. “Y más importantemente, estamos abriendo un mundo de inclusión financiera a millones de sudafricanos que anteriormente no tenían acceso a los servicios financieros tradicionales”.

Entre marzo de 2012 y julio de 2012, la tarjeta de débito MasterCard de la SASSA fue citada como el factor principal de contribución al 4% de crecimiento de la población bancarizada del país, que ascendió del 63% en 2011 al 67% en 2012, según la encuesta FinScope South Africa 2012.

Hasta julio de 2012, se emitieron 2,5 millones de tarjetas MasterCard de la SASSA a los beneficiarios de subsidios. Desde entonces, se emitieron 7,5 millones de tarjetas más, lo que aumentará aún más la inclusión financiera en Sudáfrica.

“Millones de sudafricanos carecen de acceso a las herramientas financieras más básicas. No cuentan con lugares seguros donde ahorrar dinero ni medios confiables para transferirlo o usarlo para transacciones. A través de la implementación de la tarjeta de débito MasterCard de la SASSA, casi una quinta parte de la población sudafricana ahora recibe los beneficios de un producto bancario formal que los ayuda a construir un futuro más sólido para ellos mismos, para sus familias y para sus comunidades”, afirmó Cairns.

Como parte del proceso de reinscripción de la SASSA, a cada beneficiario se le abre una cuenta bancaria, que ofrece en forma gratuita Grindrod Bank. Los beneficiarios pueden depositar fondos en su cuenta bancaria a través de transferencias electrónicas de fondos (TEF) o a través de transferencias bancarias a terceros.

La tarjeta de débito MasterCard de la SASSA puede usarse en cualquier lugar en el que acepten tarjetas MasterCard y los beneficiarios de subsidios pueden realizar compras, verificar el estado de su cuenta y retirar efectivo de las cajas sin incurrir cargos por transacción en minoristas sudafricanos seleccionados. Los beneficiarios también pueden retirar efectivo en cualquier cajero automático, aunque esto sí genera cargos por transacción.

“Distribuir diez millones de tarjetas a los beneficiarios de subsidios en sólo 17 meses es un logro espectacular. Lo más destacable, no obstante, es el impacto que la tarjeta de débito MasterCard de la SASSA ha tenido y seguirá teniendo en las vidas de los beneficiarios de subsidios, y en la economía nacional en general”, señaló Cairns. “Nuestra meta es seguir incorporando soluciones de pago innovadoras que ayuden a hacer que las transacciones sean más rápidas, seguras y convenientes para todos, en todas partes y cuando sea necesario, y materializando la visión de MasterCard de crear un mundo más allá del efectivo”, concluyó. 

Acerca de MasterCard

MasterCard (NYSE: MA), www.mastercard.com, es una compañía de tecnología en la industria de medios de pago a nivel global. Opera la red de procesamiento de pagos más rápida del mundo, conectando consumidores, instituciones financieras, comercios, gobiernos y empresas en más de 210 países y territorios. Los productos y soluciones de MasterCard hacen que las actividades comerciales diarias – tales como hacer compras, viajar, manejar negocios y administrar las finanzas – sean más fáciles, más seguras y más eficientes para todos. Síganos en Twitter @MasterCardNews, únase a la conversación en el blog CashlessConversations Blog y suscríbase para recibir las noticias más recientes.

Relacionados

Deja un comentario