Ultra-BroadbandTelecomunicaciones 

Las redes ópticas iluminan la experiencia de banda ancha

Ultra-Broadband

Caracas, Venezuela 30 de noviembre de 2013.- En la actualidad los consumidores están utilizando nuevos dispositivos que ofrecen nuevos servicios que aumentan exponencialmente la necesidad de ancho de banda. Los operadores de telecomunicaciones necesitan transformar sus redes para poder gestionar esta nueva demanda de un modo económico. Las redes ópticas están en el centro de la transformación necesaria para proporcionar conectividad de alta capacidad además de la flexibilidad e inteligencia de red que se requieren para maximizar la utilización de la red.

Los operadores de telecomunicaciones necesitan soluciones de red ampliables, versátiles y dinámicas que puedan adaptarse a las cambiantes necesidades de sus usuarios. Esto es evidente con clientes en diversas partes del mundo como Turkcell Superonline, China Unicom y NORDUnet. Todos ellos han acometido los cambios necesarios para poder soportar banda ultra ancha, además de reducir los costos de operación e incrementar sus ingresos.

Capacidad de red: un gran reto

Los consumidores están impulsando la demanda de un mayor ancho de banda; cada vez utilizan más aplicaciones y servicios que hacen un uso intensivo de ancho de banda, soportados por toda una nueva era de dispositivos conectados como teléfonos y televisores inteligentes y tabletas. Estamos viendo a los operadores de telecomunicaciones en una carrera por mantener en sus redes las velocidades que demandan los consumidores. Los que se queden atrás corren el riesgo de perder sus clientes más valiosos. Nuevos servicios, como el vídeo IP, están impulsando el incremento de capacidad de las redes fijas, donde vemos que empresas tradicionales de difusión de TV, TV por satélite y TV de pago están todas ellas introduciendo servicios de TV IP para complementar su oferta habitual. En el terreno de las comunicaciones móviles, estamos viendo que el despliegue de LTE está acelerando la utilización de datos de móviles, y la red de backhaul debe soportar este rápido aumento de ancho de banda. En el área de empresas, vemos que la transición hacia servicios basados en la nube requiere también una conectividad segura, de baja latencia y alta capacidad.

No parece que el crecimiento se esté volviendo más lento, y los estudios realizados sugieren que el tráfico IP global se multiplicará por tres durante los tres próximos años, y que el tráfico de datos de móviles se multiplicará por 13 entre 2012 y 2017. Este crecimiento se está viendo favorecido por el despliegue generalizado de LTE, la rápida expansión de los servicios en la nube y nuevos formatos de televisión de alta capacidad como 3DTV y 4K UltraHD.

Inversión en redes de transporte: algo más que conexiones ópticas

Los operadores de telecomunicaciones están viendo la necesidad de un nuevo ciclo de inversión en la red de transporte para poder soportar este enorme incremento de capacidad. Vemos cómo están desplegando hoy en día en sus redes conectividad de 100 G, con el potencial de evolucionar gradualmente hacia 400 G en el futuro.

Vemos también que los operadores de telecomunicaciones están buscando algo más que simples conexiones de mayor capacidad. Quieren una solución de red ampliable, versátil y dinámica que pueda adaptarse a las cambiantes necesidades de sus usuarios, que disminuya el costo de las infraestructuras, y que les permita aprovechar todo el potencial de su inversión. La red debe proporcionar flexibilidad para reducir los costos, inteligencia para añadir fácilmente nuevos servicios y agilidad para ampliar el ancho de banda donde y cuando sea necesario. En Alcatel-Lucent llamamos a esto una Red Óptica Ágil.

Relacionados

Deja un comentario