Centroamérica: Leasing tecnológico mejora la calificación de riesgo de entidades bancarias

CSI BuildingEl arrendamiento tecnológico permite a los entes financieros disponer de más activos para producir nuevos  ingresos sin disponer de sus fondos

Centroamérica (Junio 21 de 2011). Además de evitar costos innecesarios originados por caídas e inoperancia de sistemas y equipos obsoletos, el leasing operativo tiene la ventaja de mejorar automáticamente los índices y parámetros utilizados por las superintendencias en la calificación de riesgo de las entidades financieras, facilitando el acceso a soluciones de punta sin tener que asumir su costo de propiedad.

“El leasing permite a los bancos utilizar sus recursos para producir nuevos ingresos en lugar de estacionarlos en activos fijos no productivos. A mayor cantidad de activos no productivos –como los equipos de TI que no generan intereses– menos posibilidades de calificación positiva recibirá la entidad bancaria en términos de riesgo pues éstos afectan negativamente sus métricas”, señaló Sergio Sáenz, Gerente Regional de CSI Leasing Centroamérica & Caribe.

“La medición del riesgo operativo es hoy un factor clave para cumplir con las disposiciones y criterios de las empresas calificadoras y para cumplir con los preceptos de Basilea”, de acuerdo con Sáenz.

Prevención de pérdidas

El riesgo operativo –o la posibilidad de pérdidas ocasionadas por procesos internos inadecuados o fallas del personal, sistemas y eventos externos- disminuye con la innovación o  reemplazo por sistemas más avanzados que incrementan la eficiencia en los procesos, minimizan el error humano y permiten la continuidad del negocio.

De ahí que para la banca el arrendamiento resulta vital para minimizar el riesgo operativo,  adecuarse a las recomendaciones de los estándares internacionales de Basilea y cumplir con los criterios de las empresas calificadoras.

En los Estados Unidos el 80% de las empresas privadas recurren al leasing para adquirir toda o parte de su plataforma tecnológica y la base de esta elección es la necesidad de evitar contratiempos ocasionados por caídas en los sistemas, fallas por errores humanos  y equipos rezagados que afectan la productividad y provocan pérdidas millonarias.

Un ejemplo es el caso de una falla en un equipo propiedad de un banco en Singapur que, en agosto del 2010,  dejó  fuera de operación a unos 1000 cajeros automáticos, banca electrónica y servicios móviles durante más de siete horas.

“Debido a este evento, el ente regulador les exigió adoptar medidas de control de riesgo como diversificar sus proveedores de servicios, revisar internamente el core bancario, sus equipos y sistemas, rediseñar las redundancias de su plataforma de IT, revisar los contratos de mantenimiento del HW y SW, establecer sistemas y redes en el Centro de Comando que permanentemente monitoreen la operación y el buen estado de toda la plataforma de IT”, detalló Sáenz.

“Otro caso conocido en la industria de la aviación fue el caos suscitado por un equipo de telecomunicaciones que restringió los planes de miles de viajeros durante toda una semana, y puso en evidencia el resultado de años de múltiples actualizaciones sobre sistemas antiguos de control de tráfico aéreo en los Estados Unidos.  El incidente se originó por el fallo de una tarjeta dentro de un router que procesa planos de vuelos y información climatológica”, añadió Sáenz.

Para CSI la actualización permanente de la plataforma de TI se torna cada vez más crítica, pues a diferencia de hace diez años cuando el hardware representaba el 80% del costo de una solución, hoy éste ha perdido su relevancia (solo un 20%) ante los acelerados avances en software y el surgimiento de tecnologías nuevas que obligan a las empresas a actualizar con más frecuencia para mantenerse competitivas.

Acerca de CSI Leasing

CSI Leasing de Centroamérica,  tiene su oficina matriz para la región en San José, Costa Rica y  cuenta con oficinas en Guatemala y Panamá, es una subsidiaria de CSI Leasing, Inc (“CSI”) www.csileasing.com, empresa de capital americano con más de 39 años en el mercado y calificada como la arrendadora independiente de equipos de tecnología de información más importante de los Estados Unidos, con una base de activos de más de US$ 1.2 billones. Con operaciones en más de 30 países a nivel mundial y 10 en Latinoamérica, CSI es una empresa que cuenta con la experiencia, solidez y flexibilidad para apoyar a las empresas centroamericanas, fomentando un producto diferente que les genere valor agregado a sus operaciones.

Related posts

Deja un comentario