Eventos Hogar 

Portugal concede su ciudadanía a descendientes sefardíes

De la persecución al éxito

Lisboa, Portugal.- Al igual que España, Portugal se sumó a la concesión de su ciudadanía a los descendientes de judíos sefardíes que vivieron en su territorio a finales del siglo XV y que fueron expulsados, obligados a convertirse al catolicismo o perseguidos por la Inquisión. Esta es una opción para quienes no pudieron realizar el trámite de nacionalidad española de origen sefardí y están interesados en tener un pasaporte de la comunidad europea, con todas las ventajas que ello conlleva.

El Decreto Ley 30A/2015 publicado por el gobierno portugués el 27 de febrero de 2015, establece en su preámbulo que la gran mayoría de los sefarditas descendientes de España son considerados a su vez descendientes de Portugal. Esto se debe a que tras la expulsión de España en 1492 casi todos se refugiaron en Portugal, de donde también fueron expulsados pocos años después.

La tramitación de la ciudadanía portuguesa por esta vía tiene grandes ventajas: no es necesario que el solicitante resida en territorio portugués, no requiere viajar a Portugal para la firma de aceptación de la ciudadanía, no precisa saber hablar portugués ni hacer un examen sobre la cultura del país y, lo más importante, la ley no contempla fecha de cierre.

Para establecer el origen sefardí, el solicitante debe probar su línea de ascendencia, conocida como linaje, hasta el miembro judío de su familia que a finales del siglo XV fue afectado por los decretos reales de los Reyes Católicos en España o del Rey Manuel I de Portugal. Con ese árbol genealógico es que se tramita el certificado de ascendencia sefardí, el cual debe ser emitido por las comunidades judías de Oporto o Lisboa, en el caso de Portugal.

El basamento histórico

La denominación “sefardí” proviene del término “Sefarad”, que es la manera como llamaban los judíos a toda la península ibérica. Por extensión, los sefardíes son aquellos judíos nacidos en Sefarad, territorio que actualmente ocupan España y Portugal.

Un edicto proclamado por los Reyes Católicos en 1492, pocos meses después de la toma de Granada, afectó de manera trascendente a la comunidad sefardí que por siglos había nacido, vivido y prosperado en los reinos bajo el dominio de Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón, parte de la actual España. En él daban a los judíos un plazo de cuatro meses para convertirse al catolicismo o abandonar sus reinos. Quienes permanecieron en España sin renunciar a su fe religiosa tuvieron que enfrentarse a la Inquisición, institución guardiana de hacer cumplir esa ortodoxia.

Dada la enorme importancia en todos los ámbitos de la comunidad hebrea en España, el edicto tuvo un gran impacto. Según investigaciones de historiadores hispanistas, a la disyuntiva planteada entre la conversión y el destierro, unos 40 mil a 50 mil judíos decidieron abandonar España, de un total de 80 mil que habían construido sus hogares, familias y prósperos negocios en esas tierras. El resto optó por bautizarse en una conversión forzosa.

Los destinos más próximos para migrar fueron el reino de Portugal y el reino de Navarra. Pero también se desplazaron a Francia, Italia, Bélgica, Países Bajos, Inglaterra, norte de África, al entonces Imperio Otomano, a la región que ocupa hoy Israel, Estados Unidos, Canadá y a algunas regiones centro y suramericanas, así como a algunas islas del Caribe.

En Portugal fueron acogidos por el rey Manuel I, quien emitió una ley mediante la cual les protegía en su territorio. Sin embargo, en 1497 el mismo monarca decidió expulsarlos también de Portugal.

Más de 500 años después, el Estado portugués –así como lo hizo el español-, ha ofrecido reparar el daño ocasionado a la comunidad judía sefardí, reconociendo y otorgando la nacionalidad portuguesa a sus comprobadamente descendientes.

Recuperar la nacionalidad de origen

Para aprovechar al máximo esta oportunidad, el bufete de abogados SEFAR Universal ha venido trabajando de manera consistente en una atención integral que abarca las áreas genealógica y jurídica.

“Para investigar la posibilidad de acogerse a esta ley no es necesario profesar la religión hebrea o tener conocimiento de alguna vinculación familiar con un antecesor sefardí portugués o español. Muchas de las personas que hoy se están beneficiando de esta ley no conocían ese pasado, que fue descubierto gracias a nuestra fortaleza de contar con un grupo de genealogistas expertos y abogados especializados en procesos de obtención de la nacionalidad por origen sefardí e inmigración”, indicó el presidente de SEFAR Universal, Crisanto Bello.

A través de la página web www.sefaruniversal.com se puede hacer la solicitud para dar inicio a la investigación y conocer la viabilidad de cada caso. Una vez realizada la solicitud, el proceso sigue su curso en manos de los expertos genealogistas del bufete, quienes en muchos casos se deben remontar a quince o veinte generaciones anteriores hasta dar con la comprobación de un antepasado sefardita. “A partir de ese momento contamos con la comprobación del origen sefardí y se logra la emisión de un certificado que lo avala por parte de la Federación de Comunidades Judías de España (FCJE) o de la Comunidad Judía de Oporto o de Lisboa, según los resultados arrojados por las investigaciones”, explicó.

Luego de constatado y certificado el origen sefardí comienza la tramitación jurídica de la nacionalidad, que no requiere de la presencia física del solicitante, pues se realiza por correo. Igualmente, las firmas necesarias se pueden efectuar en el consulado del país donde viva el solicitante.

Para las gestiones de obtención de la nacionalidad portuguesa por origen sefardí, SEFAR Universal cuenta con un equipo multidisciplinario de profesionales en las ciencias de la Genealogía, la Historia y el Derecho, con sedes en cinco países (España, Venezuela, Colombia, Costa Rica y Estados Unidos), en más de siete ciudades (Madrid, Sevilla, Caracas, La Guaira, Barranquilla, San José de Costa Rica y Miami), siendo el único bufete especializado en Inmigración y Extranjería que cuenta con tres departamentos de investigadores en las áreas de Genealogía e Historia, con genealogistas certificados y autorizados en el área de genealogías judías y paleógrafos expertos en escritura de los siglos XV al XIX.

www.sefaruniversal.com

www.sefarvzla.com

Instagram: @sefaruniversal

Relacionados

Deja un comentario