Maxeme Tuchman y Alvaro Sabido, cofundadores de Caribu, son parte de la creciente economía en torno a las apps de iOS, que sostiene más de 2,1 millones de empleos en los 50 estados.App´s Apple 

Casi 300.000 empleos más en EE.UU por las apps de iOS

Maxeme Tuchman y Alvaro Sabido, cofundadores de Caribu, son parte de la creciente economía en torno a las apps de iOS, que sostiene más de 2,1 millones de empleos en los 50 estados.

El ecosistema de la App Store ya sostiene más de 2,1 millones de empleos en los 50 estados

La economía en torno a las apps de iOS ha creado casi 300.000 empleos desde abril de 2019 y ha ayudado a ofrecer oportunidades a ciudadanos de todas las edades incluso ante los grandes retos que sigue provocando el COVID-19 y la incertidumbre que se vive en todo el país. En los distintos estados, empresas como Caribu, H-E-B y Shine han adaptado su negocio para garantizar el servicio a los clientes en estos momentos complicados.1

Desde el lanzamiento de la App Store en 2008, la economía en torno a las apps de iOS se ha convertido en uno de los sectores de mayor crecimiento. A pesar de la pandemia, la App Store sigue ofreciendo oportunidades a emprendedores de todo tipo y facilita que cualquiera que tenga una idea pueda llegar a clientes de todo el mundo y aprovechar nuevas posibilidades que no serían posibles sin ella. El ecosistema de la App Store ya sostiene más de 2,1 millones de empleos en los 50 estados de Estados Unidos, un incremento del 15% respecto a hace un año, y es parte de los 2,7 millones de empleos relacionados con Apple en el país.

Las apps son más importantes que nunca en la vida de los ciudadanos que buscan formas nuevas y seguras de aprender, trabajar y conectar con sus amigos y sus familias durante la pandemia. La App Store ayuda a hacer pedidos a distancia en los restaurantes, a que los alumnos aprendan a distancia de una forma interesante y con resultados, a que los pacientes y los sanitarios usen la telemedicina, y a que las pymes aprovechen el comercio online. Para los emprendedores que crean estas apps y los equipos que las diseñan, esto genera oportunidades económicas sostenibles y duraderas, como demuestra el crecimiento de dos dígitos que han tenido este año los puestos de empleo relacionados con la economía de las apps en decenas de estados.

Mapa de Estados Unidos con la distribución de empleos relacionados con la economía de las apps de iOS en los 50 estados.

Este crecimiento se ha producido en empresas grandes y pequeñas, como el equipo de Caribu en Miami (Florida). Caribu es una app que permite hacer videollamadas interactivas que incluyen distintas actividades para que las familias y los amigos se sientan cerca aunque estén lejos. Los participantes pueden dibujar juntos, leer cuentos antes de dormir, resolver puzles, cocinar y hasta visitar museos en tiempo real. Este tipo de conexiones se han vuelto aún más importantes en los últimos meses. Los fundadores de Caribu, Maxeme Tuchman y Alvaro Sabido, han visto despegar su negocio esta primavera a medida que la gente buscaba nuevas formas de mantener el contacto. Sus clientes en todo el mundo se multiplicaron por diez, y en respuesta el equipo de Caribu se ha triplicado pasando de 4 a 12 empleados, que forman parte de los 17.000 nuevos puestos relacionados con la economía de las apps en Florida.

“Este último año hemos tenido un crecimiento increíble, y hemos aumentado drásticamente nuestro equipo para responder a la demanda”, dice Tuchman. “Para nosotros significa mucho poder conectar a las familias y a los amigos en estos momentos difíciles, pero también poder ofrecer empleos estables y bien remunerados a nuestra creciente plantilla. La App Store nos ha ofrecido una plataforma con la que podemos conseguir las dos cosas.”

La app Caribu en un iPad Pro.
El equipo de Caribu, una app para que las videollamadas sean educativas y entretenidas, se ha triplicado en los últimos meses.

En Texas, la economía de las apps ha sumado 36.000 puestos nuevos en el último año, un incremento de casi el 30%. Parte de ese crecimiento ha surgido de H-E-B, una cadena de tiendas de Texas fundada en 1905 que ya tiene más de 350 establecimientos en todo el estado y que ha incrementado su plantilla de casi 110.000 personas. En los meses anteriores a la pandemia lanzaron la app móvil My H-E-B, que facilita y simplifica la recogida en la acera y la entrega a domicilio de alimentos y artículos de primera necesidad. Desde entonces, los usuarios activos mensuales han aumentado en un increíble 1.050%, y en cuestión de meses se han alcanzado los objetivos de ingresos para 2021. Como respuesta, H-E-B ha ampliado su equipo digital en más de 150 personas, y recientemente han añadido prestaciones mejoradas como los cupones sin contacto, el autopago, los donativos a través de la app y la integración de pagos con el sistema SNAP.

“Nuestro objetivo era la facilidad de uso, y esto ha resultado más importante aún de lo que imaginábamos. Estamos orgullosos de que nuestra app permita que un número creciente de ciudadanos de Texas cuiden de sus familias durante la pandemia”, asegura Mike Georgoff, responsable de producto de H-E-B Digital. “La fuerza de nuestra empresa está en los trabajadores, hasta el punto de que los llamamos socios. Para nosotros significa mucho que el equipo crezca año a año a medida que llegamos a más lugares y ofrecemos nuevos servicios digitales a los clientes.”

La app My H-E-B en un iPhone 11 Pro.
H-E-B ha ampliado su equipo digital en más de 150 personas. Esta cadena de tiendas no deja de añadir prestaciones a su app para que comprar sea fácil y seguro.

El crecimiento de Caribu y H-E-B y su contribución a la economía local en torno a las apps son representativos del desarrollo que se ve de este a oeste del país. En el último año, se han sumado miles de empleos en los distintos estados.

  • Maryland ha creado 25.000 puestos nuevos relacionados con las apps desde el año pasado. 
  • Michigan ha sumado 12.000 de estos empleos, un incremento anual del 34 %. 
  • En muchos estados de menor tamaño, como Alabama, Nevada y Oklahoma, los puestos relacionados con las apps han tenido un crecimiento de dos cifras durante este periodo.

Al tiempo que la economía en torno a las apps sigue creciendo, Apple está invirtiendo en programas educativos y oportunidades para que alumnos de todas las edades se preparen para los puestos del futuro. Con Swift Playgrounds, “Programación para todos” y “Desarrollo de apps con Swift”, Apple ofrece a todo el que quiera aprender a programar las herramientas y la orientación para conseguirlo. Hoy, más de 9.000 centros de primaria, secundaria y educación superior de todo el mundo usan los contenidos sobre programación de Apple, entre ellos más de 100 centros comunitarios de todo EE. UU. Y las academias de programación de Apple, las aceleradoras y los campamentos para emprendedores brindan a los desarrolladores aventajados la oportunidad de aplicar las tecnologías más recientes a sus apps, dar forma a su negocio y hacer llegar sus ideas al mercado global.

La app Shine en un iPhone 11 Pro.
Las cofundadoras de Shine, Naomi Hirabayashi y Marah Lidey, participaron en el campamento para emprendedores de Apple de 2019. Los talleres prácticos sobre tecnología y la orientación de los expertos e ingenieros de Apple cambiaron su forma de plantearse las nuevas prestaciones.

Esto incluye a empresarios como Naomi Hirabayashi y Marah Lidey, que participaron en el campamento para emprendedores de Apple de 2019. Su app Shine hace más accesibles distintos recursos de bienestar para el día a día y salud mental. En respuesta a la pandemia del COVID-19, Shine se asoció a Mental Health America para ofrecer de forma gratuita los materiales de Care for Your Coronavirus Anxiety. También planean publicar un podcast diario. Y este verano, Shine ha lanzado una nueva categoría sobre bienestar para personas negras y ha priorizado los contenidos de creadores de esta comunidad.

Apple tiene más de 90.000 empleados en los 50 estados. La compañía continúa su plan de contribuir con 350.000 millones de dólares en Estados Unidos a lo largo de cinco años. Apple también sostiene 450.000 empleos en el sector de la fabricación y la cadena de suministros mediante su colaboración con 9.000 proveedores estadounidenses.

Relacionados

Deja un comentario