Venezuela hosting

GE Volunteers lleva sonrisas a hospitales en Venezuela

Alrededor de 400 niños fueron beneficiados en 3 hospitales del país, gracias al aporte de insumos y la coordinación de actividades recreativas del grupo de Voluntariado de GE Venezuela.

Caracas, 13 septiembre de 2016.- El grupo de voluntariado de GE Venezuela cada día crece más en el país, consolidando su compromiso en áreas prioritarias como salud, educación, medio ambiente y construcción de comunidades. Todas sus iniciativas de corte social tienen un objetivo claro: beneficiar directamente a venezolanos e instituciones sin fines de lucro que operan en el país. Recientemente, los voluntarios de Caracas, Anzoátegui y Zulia, compartieron en sus visitas a los centros de salud: Luis Razetti en Puerto La Cruz; JM de los Ríos en Caracas y el Hospital Especialidades Pediátricas de Maracaibo, con 400 niños que padecen de cáncer. Además ofrecieron un Día Especial para los niños de la Comunidad Danilo Anderson en Maracaibo.

Como prueba de su compromiso, en celebración del Día del Niño, el grupo de voluntarios de GE Caracas consiguió donar un dispensario ambulante a la Asociación de Padres de Niños con Cáncer que trabaja en el Hospital JM de los Ríos. Todo lo que había allí era útil: se donó material quirúrgico, medicamentos, material de aseo personal y limpieza. Llegaron también camillas y camas, pantallas para rayos X, escritorios, más de 50 cajas de insumos varios y 2 televisores.

Además, los insumos donados por los mismos voluntarios que trabajan en Caracas marcaron la diferencia, pues otorgaron a la Asociación de Padres de Niños con Cáncer una ayuda que cada año valoran y esperan, haciendo de este día una tradición anual que además está acompañada de visitas a los niños y jóvenes con cáncer que son atendidos en el hospital JM de los Ríos. En estas visitas los voluntarios comparten un día de actividades como narración de cuentos, juegos, meriendas y compañía. Incluso en otros recintos, como en el Hospital de Especialidades Pediátricas en Maracaibo, los voluntarios de GE se reúnen para sembrar árboles con el fin de darles sombra a los niños cuando salen al jardín.

En las actividades para los niños participaron voluntarios de Caracas, Maracaibo y Oriente, en Venezuela, así como voluntarios de Panamá. Con los donativos recolectados, además de insumos básicos, se compraron juguetes y se llevaron a hospitales en otras regiones del país, como el Hospital Luis Razetti de Puerto La Cruz y el Hospital Especialidades Pediátricas de Maracaibo. En paralelo, Voluntarios de GE Turbimeca ofrecieron un Día Especial para los niños de la Comunidad Danilo Anderson, en los Haticos, Maracaibo. Los voluntarios recolectaron obsequios y ofrecieron una merienda a los niños. “Estas actividades pueden materializarse si cada uno de nosotros coloca su granito de arena”, comentó Nancy Méndez, Líder del Consejo de Voluntarios de GE Venezuela.

El trabajo de GE Volunteers en Venezuela va más allá de entregar equipo médico o juguetes; es acompañar a instituciones sin fines de lucro que trabajan incansablemente para dar una atención de calidad y humana a niños y padres.

Santiago Ulloa, Presidente & CEO de GE Venezuela, explica la experiencia: “Este acercamiento a las comunidades nos sensibiliza e impulsa a seguir creciendo como ciudadanos socialmente responsables. La cultura de GE y la de sus empleados en Venezuela es inclusiva y fomenta la diversidad, la camaradería y el espíritu de servicio hacia los colegas y, más allá, hacia toda la comunidad, empezando por los más necesitados. Esta sensibilidad es un valor fundamental que nos estimula a ser mejores personas, mejores profesionales y mejores ciudadanos. Las iniciativas de GE Volunteers en el país tienen un impacto directo y tangible en la calidad de vida de los beneficiarios, con énfasis en las áreas de educación, salud y medio ambiente”.

Por su parte, Nancy de Méndez, Líder del Consejo de GE Volunteers en Venezuela, explica que: “Estamos ahí, los acompañamos y les damos ánimo”. Para Nancy la labor de voluntariado se ha convertido en una lección de vida porque ha visto cómo de las condiciones más precarias y difíciles surgen las situaciones más solidarias y entrañables.