NubeActualidad Internet 

La nube es para todos

Por Rene Osorio, Vicepresidente de Cloud de SAP región Sudamérica de Habla Hispana (SSSA) y el Caribe. 

Más que un tema de tamaño o industria, la incorporación de soluciones en la nube por parte de las empresas, va a depender de la forma en la que decidan estructurar e integrar sus procesos de negocios. Hoy en día coexisten soluciones empresariales bajo la modalidad cloud tanto para procesos complejos y con un amplio número de usuarios, como para procesos de negocios más simples. La elección de tomar una determinada solución en la nube o de forma tradicional, con servidores propios, responde a una decisión estratégica de cada empresa.

Los principales beneficios que obtienen las compañías al adoptar una solución empresarial basada en la nube son los siguientes:

Demanda tipo autoservicio: la empresa puede unilateralmente utilizar las capacidades computacionales de la forma que requiera, tales como tiempo de servidor o almacenamiento en red, sin necesidad de interactuar con cada proveedor de estos servicios.

Acceso a la red en forma móvil: las capacidades computacionales están disponibles en la nube, lo que permite acceder a ellas desde diferentes dispositivos, ya sean smartphones, notebooks, tablets, etc., lo cual es muy relevante en la era de la movilidad.

Escalabilidad flexible: una solución computacional en la nube facilita la escalabilidad asociada al crecimiento de las empresas, ya que las capacidades computacionales pueden adecuarse rápidamente a las nuevas necesidades. Lo mismo ocurre en el caso contrario, cuando la empresa necesita reducir su capacidad tecnológica.

Pago por uso: las capacidades computacionales se asignan a la empresa mediante un pago-por-servicio o modelo de facturación basado en promover la optimización del uso de recursos. Por ejemplo, la medición basada en la capacidad de almacenamiento, ancho de banda, o por el número de cuentas de usuario activas por mes.

En general las soluciones en la nube permiten adoptar aplicaciones en un menor tiempo, entregan una gran facilidad de uso y son muy intuitivas, lo cual aporta un valor significativo a las empresas locales y del mundo. Creo que por todos estos motivos, cada vez habrá más productos y servicios disponibles en la nube, tanto que en el futuro ni siquiera será un tema para la industria, es decir, que a las empresas y usuarios sólo les interesará contar con una solución que responda a sus necesidades y le permita tener mejores desempeños, sin importar si esa solución viene de un servidor propio o en la nube.

Relacionados

Deja un comentario