Educación Eventos RSE Telecomunicaciones 

Voluntarios Telefónica Movistar imparten valores durante sus “Vacaciones Solidarias Nacionales” en escuela Margariteña

 

VSN02La iniciativa organizada por Fundación Telefónica Movistar busca que cada año Voluntarios de la empresa de telecomunicaciones, donen parte de sus vacaciones para realizar una acción social en algunas de las escuelas que beneficia la institución. 

Caracas, 30 de julio de 2015.- Esta semana Voluntarios de la empresa Telefónica Movistar de Caracas, Maturín, Punto Fijo y Maracaibo están impartiendo valores a través de un plan vacacional a 40 niños de la U. E. E. Concentrada N°24  Guayacán en la isla de Margarita. Todos forman parte del proyecto “Vacaciones Solidarias Nacionales” que lleva a cabo la Fundación Telefónica Movistar, en el marco de su programa de voluntariado corporativo.

Cada año los Voluntarios de Telefónica Movistar que desean participar en este proyecto solidario, donan una semana de sus vacaciones para realizar una labor social en alguna de las escuelas  beneficiadas por la Fundación Telefónica Movistar.

En esta ocasión, los voluntarios se trasladaron al estado Nueva Esparta con el fin de desarrollar un plan vacacional para fomentar valores, a través de diversas actividades lúdicas y deportivas, dirigidas a pequeños alumnos de 3° y 6° grado de la U. E. E. Concentrada N°24  Guayacán, la cual está ubicada en un pequeño pueblo de pescadores que se encuentra en la vía entre Manzanillo y Juan Griego, en La Asunción.

Respeto, tolerancia, honestidad, trabajo en equipo y educación, son los valores que hoy están afianzando, los niños y niñas entre 6 y 12 años, que están participando en las Vacaciones Solidarias y quienes fueron seleccionados entre los estudiantes que tuvieron mejor desempeño y comportamiento durante el pasado año escolar.

El ímpetu de los Voluntarios Telefónica Movistar Nancy Bruce, Marcos Rodríguez, José Velásquez y Eyra Rodríguez de Caracas; María Oviol de Punto Fijo; Jenifer Mujica de Maturín y Wendy Sánchez de Maracaibo, ha hecho que los pequeños alumnos se conozcan mejor entre sí y compartan con alegría y compañerismo durante este plan vacacional, como solo un niño lo puede lograr.

Para Nancy Bruce, “esta experiencia nos ha permitido compartir nuestras fortalezas y aprender a vivir en la costa con el cariño y la hospitalidad de los pobladores de esta hermosa región oriental. Enseñarles a estos pequeños que uno de los valores fundamentales que todo ser humano debe alimentar es la educación, constituye para nosotros como voluntarios, una gran tarea y un gran compromiso”, agrega convencida.

Relacionados

Deja un comentario